Ahora más que nunca trabajo decente

Ahora más que nunca trabajo decente
La iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD) vuelve a movilizarse de cara a la próxima Jornada Mundial del mismo nombre que se conmemora el 7 de octubre.

Por séptimo año consecutivo, ITD insiste en que el trabajo es un derecho y un medio para el desarrollo y realización de la persona.

En la actualidad el trabajo no asegura suficiente ni universalmente a todas las personas cubrir necesidades básicas, como llegar a fin de mes, conciliar la vida laboral y familiar, acceder a la vivienda, contar con la seguridad y salud laboral y participar en la dinámica social.

La COVID-19 ha revelado la existencia de trabajos esenciales, incluidos los de cuidados, la debilidad de la acción pública protectora y la fatiga de las redes informales de solidaridad.

Pero ni se han reconocido los esfuerzos, ni la labor de tantas personas trabajadoras, ni se ha mejorado con la necesaria intensidad la cobertura pública, ni mucho menos se ha impulsado como se debería la responsabilidad cívica, especialmente, con las personas en desventaja.

Jóvenes, mujeres, inmigrantes siguen engrosando las cifras de desempleo, de las ocupaciones peor remuneradas, con mayor rotación.

La recuperación o vuelta a las condiciones pre pandemia no será suficiente, porque la «nueva normalidad» supone perpetuar y profundizar la precariedad y desprotección. Es el momento de proclamar «Ahora más que nunca trabajo decente».

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí