Cumbre mundial para reconstruir un #futurodeltrabajo mejor pos-COVID

Cumbre mundial para reconstruir un #futurodeltrabajo mejor pos-COVID
La Organización Internacional del Trabajo (OIT) realizará, durante los días 1-2 y 7-9 de julio, una Cumbre mundial, en internet y en abierto, sobre la COVID-19 y el mundo del trabajo. Este espacio de diálogo y reflexión reunirá a trabajadores, empresarios y gobiernos para abordar las repercusiones económicas y sociales de la pandemia y debatir “la mejor forma de reconstruir el mundo del trabajo durante la fase de recuperación posterior a la pandemia”. El escenario, según las estimaciones de la propia agencia, son propios de una catástrofe: se perderán millones de puestos de trabajo, se descartará a millones de trabajadores humildes (de la economía informal) y serán obligados a trabajar millones de niños y niñas.

Cinco eventos regionales y tres mundiales

Durante los cinco días de la cumbre se realizarán cinco eventos regionales, en los días 1 y 2 de julio, y tres eventos mundiales, del 7 al 9 de julio. Estados Árabes, Asia y el Pacífico, África, Américas y Europa y Asia central son las zonas que realizarán sus eventos con el objetivo de definir prioridades para la región. El evento europeo comenzará el miércoles 1 de julio, desde las 14:00 hasta las 17:30h (CEST, hora central europea), con una sesión de apertura; dos mesas redondas: una de políticas de empleo, y otra de protección de los trabajadores; finalizará con una sesión de síntesis de los debates y la incorporación de orientaciones de la Declaración del Centenario de la OIT (pdf). Está confirmada la participación de Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y Economía Social del Gobierno de España y de Luca Visentini, secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), entre otros.  

La urgencia de atender la catástrofe en el trabajo

En los eventos mundiales está prevista la participación de líderes mundiales, con intervenciones sobre los desafíos en el mundo del trabajo generados por la pandemia, que serán pronunciados por Jefes de Estado y de Gobierno, líderes patronales y sindicales mundiales además de Guy Ryder, director general de la OIT y António Guterres, secretario general de la ONU. Le seguirá un diálogo entre ministros, sindicalistas y empresarios sobre la puesta en práctica de la Declaración del Centenario de la OIT para el Futuro del Trabajo en el contexto de la pandemia. La atención se centrará en los desafíos urgentes e inmediatos para atender la catástrofe en el trabajo y en las respuestas que están resultando eficaces, así como en el proceso para reconstruir sobre bases más sólidas. La discusión se articulará en torno a los siguientes temas: 1) Respuestas a la COVID-19 favorables al empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos. 2) Combatir la informalidad y las lagunas en la protección social. 3) Énfasis en los sectores más afectados de la actividad económica y las poblaciones vulnerables. 4) Trabajar juntos para reconstruir sobre bases más sólidas.

Quinto informe del impacto de la COVID-19 en el mundo del trabajo

Previamente a la cumbre, el martes 30 de junio, se hará público el quinto informe de El Observatorio de la OIT: La COVID y el mundo del trabajo. con las estimaciones revisadas sobre la durísima situación que ya se está viviendo y sufriendo, incorporando además tres escenarios para la fase de recuperación en la segunda mitad del semestre. Las ediciones anteriores los previsiones de la OIT señalan el enorme descarte de personas que provocará el coronavirus, especialmente entre los trabajadores más humildes y en los niños y niñas que serán obligados a trabajar, en la que es “la peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial”, tal como dijo Ryder en su presentación, señalando que estamos ante “la mayor prueba para la cooperación internacional en más de 75 años”.