Francisco: “Europa está llamada a revitalizar en el mundo actual su vocación de solidaridad en la subsidiariedad”

Francisco: “Europa está llamada a revitalizar en el mundo actual su vocación de solidaridad en la subsidiariedad”
—El Papa ha instado a los europeos a revitalizar su “vocación solidaria” ante los migrantes tras señalar que el continente es un “hermoso mosaico” de culturas que no debe dejarse corromper por los “prejuicios” o por el “odio velado para salvar las apariencias”.
—Los obispos europeos reclama solidaridad real ante la “alarmante” situación humanitaria en la frontera entre Polonia y Bielorrusia.

Las palabras del papa Francisco, realizadas en un encuentro con la Fundación Migrantes de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), se producen en un momento de máxima tensión entre la frontera de Bielorrusia y Polonia ante la llegada de decenas de refugiados que el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha interpretado como un “brutal ataque híbrido”. “Europa está llamada a revitalizar en el mundo actual su vocación de solidaridad en la subsidiariedad”, ha asegurado el pontífice.

El Papa se ha mostrado de esta manera partidario de una respuesta “unida” por parte de la Unión Europea que oriente las políticas de migración para convertir el continente en “una casa común”. “Hay que hacernos cada vez más conscientes de que Europa es una casa común”, ha señalado. En esta dirección apunta a la necesidad de tomar medidas que favorezcan “la integración” de estas personas. En este contexto, ha incidido en que su propia familia era inmigrante italiana en Argentina. Por ello, ha propuesto “a la luz de la experiencia latinoamericana” ayudarles a integrarse porque los migrantes “son una bendición, una riqueza y un nuevo regalo que invita a una sociedad a crecer”. Así, Francisco ha lamentado que muchas veces se vea a los migrantes como “otros” y como “extraños” y ha instado a leer “los datos sobre el fenómeno”.

Los obispos europeos reclaman un enfoque humanitario a la alarmante situación en la frontera polaca-bielorrusa

En una declaración pública sobre la “alarmante” situación humanitaria de migrantes y refugiados en la frontera entre Polonia y Bielorrusia, la Comisión de las Conferencias Episcopales de la Unión Europea (COMECE) insta a las instituciones europeas, a sus estados miembros, así como “a las personas de buena voluntad”, a expresar una solidaridad real con los migrantes y refugiados que están viviendo circunstancias dramáticas en estos momentos. “Todos nosotros debemos mostrar un apoyo concreto a esas familias y personas que se encuentran necesitadas, que migran o buscan asilo –especialmente a los niños, los mayores y otras personas en situación de vulnerabilidad–“, señalan.

En este sentido, la COMECE se hace eco de las palabras de la Conferencia Episcopal polaca, expresadas en varias ocasiones durante los últimos meses, pidiendo adoptar, principalmente, un enfoque humanitario a la crisis actual. “No podemos permitir que la gente muera en nuestras fronteras. Deberíamos dedicar todos nuestros esfuerzos para evitar estas tragedias, además de mitigar el sufrimiento de la gente que deja sus países por la guerra, la violencia o la falta de perspectivas sociales y económicas”, exhortan.

 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?