Un volcán “con-movedor”

Un volcán “con-movedor”
La erupción de La Palma ha afectado a 7.000 personas, ha destruido mil hectáreas y ha provocado múltiples solidaridades. Canarias, España y el mundo entero se están haciendo eco de la evolución del volcán Cumbre Vieja de La Palma desde que se iniciara el pasado 19 de septiembre.

La coordinación y el buen hacer de las distintas instituciones y colectivos han logrado que la tercera erupción volcánica de los últimos 72 años en la llamada isla bonita no haya tenido ninguna víctima humana. Solo una persona ha fallecido al caer de un tejado mientras quitaba ceniza de una casa familiar. El actual volcán ya supera en duración a los dos anteriores: el de Teneguía, en 1971, que duró 24 días; y el de San Juan en 1949, que tardó 37 días en apagarse. Incluso los científicos ya apuntan que puede superar los 84 días del de Tehuya, producido en 1646.

El volcán todavía sin bautizar (se han propuesto los nombres Cumbre Vieja, Tajogaite,  Jedey o Cabeza de Vaca) ha producido dos fajanas que han ampliado en unas 50 hectáreas la isla, cuya superficie es de 708,3 km2, y un aumento del volumen de unos seis centímetros en la zona más cercana. Las diez bocas volcánicas han cubierto un total de 1.094,7 hectáreas, afectando o destruyendo hasta el momento 2.695 edificaciones, según del satélite del programa dependiente de la Unión Europea Copérnicus.

Todo un desastre que ha provocado el desplazamiento de 7.000 personas, que lo han perdido todo o parte de su patrimonio. Han padecido junto a otras de municipios cercanos muchos días de confinamiento por la emisión de miles toneladas de dióxido de carbono.

El volcán Cumbre Vieja ha generado múltiples gestos y acciones movilizadoras por todo el mundo, incluido del papa Francisco desde el Vaticano. Las ayudas en enseres y donativos de familiares y residentes palmeros, de la ciudadanía de Canarias, de España, de la Unión Europea, así como la coordinación activa de todas las instituciones para hacer frente a las múltiples necesidades han sido una tónica general. Bizum, mercadillos, lotería, sorteos, rifas, conciertos, galas, colectas y transferencias bancarias han sido algunos de los medios empleados para paliar las necesidades personales y familiares de los afectados.

Fuerzas de seguridad, protección civil, bomberos, barcos, Cruz Roja, Cáritas y voluntariado se han puesto manos a la obra para hacer frente a los destrozos y aminorar los efectos del volcán. Ejemplar han sido los desplazamientos de personas de fuera de la isla como los del centenar de voluntarios vascos de Galdakao para desenterrar las casas de las cenizas que les caen permanentemente y evitar el derrumbe de sus techos.

También más de 100 artistas canarios se han unido en Instagram para, mediante la venta de ilustraciones y dibujos creados para la ocasión, recaudar fondos que puedan ayudar a las familias que han sufrido las consecuencias de la erupción de Cumbre Vieja. Otro grupo de jóvenes solidarios ha creado en Madrid una iniciativa, “Palmeros de Madrid”, con el objetivo de ayudar a los afectados, recaudando en la capital todo tipo de objetos o productos útiles que envían por vía marítima a la isla.

También puedes leer —  Serbia, India, Kenia y Brasil, acción sindical por los derechos laborales

Agradecimientos

Los alcaldes de Tazacorte, El Paso y Los Llanos de Aridane, los presidentes del Cabildo, del Gobierno de Canarias y de España, el rector del santuario de la Virgen de Las Nieves se han pronunciado en parecido sentido al expresado de Antonio Hernández, que resume el sentir general: “nadie es ajeno al sentimiento de comunión, sufrimiento y esperanza de todos y todas, a los que ha llevado la presente erupción volcánica en la isla de La Palma”. También el obispo Nivariense, Bernardo Álvarez destaca que “la coordinación, el esfuerzo y la cercanía que están mostrando autoridades, profesionales y voluntarios es impresionante”.

Además de la propuesta de vender joyas de la Virgen de Las Nieves para colaborar con las necesidades materiales, no han faltado visitas al Santuario y oraciones como la de Lucas sj.: “No te pedimos, María, un milagro que nos hagas salir con más riqueza de este drama. Te pedimos que nuestra inteligencia y nuestra fortaleza se guíen por el amor y una confianza autocrítica que nos mantenga alertas y generosos. Lo demás, lo sabemos, se nos dará por añadidura, a la vez como fruto y don, como regalo y resultado de nuestro trabajo, nuestra solidaridad y nuestra inteligencia”.

Proyectos

Por otro lado, la erupción ha borrado las fronteras de la ciencia. Más de medio centenar de centros de investigación, universidades y empresas repartidas por todo el mundo se interesan por el volcán para contribuir a la emergencia con sus conocimientos y recursos. Por último, junto al deseo de que acabe pronto el volcán, no han faltado compromisos económicos de todas las instituciones para dar cobijo y apoyo a las personas, familias y entidades sociales afectadas. En cualquier caso, el palmero Fernando Pérez, cuya casa destruyó la lava, expresa que la “impotencia de los afectado por el volcán es superlativa. Todos los ciudadanos españoles están con nosotros, pero la mayoría de las instituciones no han estado a la altura”. Y añade “digan ya cómo van a reconstruir La Palma y con qué ficha financiera. No nos hagan sufrir más”-

Y, justo dos meses después del inicio del volcán Cumbre Vieja, la Plataforma de Afectados han presentado un proyecto de construcción de 543 viviendas. El proyecto Cumbre Nueva 2021 planea un nuevo núcleo al sur de las actuales coladas del Tajogaite, creando con módulos prefabricados casas, colegios y hasta un centro de salud. Ojalá tras las múltiples con-movedoras acciones y compromisos anunciados bajo el lema Tod@s con La Palma se mantengan tras la finalización del volcán. La ciudadanía y entidades palmeras esperan que los compromisos institucionales se cumplan y pueda labrarse pronto un nuevo futuro.

 

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?