La persona y su dignidad, en el centro del modelo de sociopolítico

La persona y su dignidad, en el centro del modelo de sociopolítico
¿Cómo poner a la persona en el centro, en el modelo de organización de trabajo, de sociedad y de economía, que atienda a la dignidad humana, aprovechando la clara lección de esta pandemia?

Ponencia impartida en el Seminario internacional “El impacto de la pandemia en el empleo, en las familias, en la sociedad y en la protección social”, organizado por el Movimiento de Trabajadores Cristianos de Portugal (LOC/MOC) del 7 al 9 de octubre de 2020 en Oporto.

Introducción

Buenos días a todas y todos:

Quisiera empezar agradeciendo a la LOC/MTC y a su movimiento hermano en España, la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), que hayan pensado en mí para compartir con vosotras y vosotros esta reflexión. Encontrarme hoy aquí con personas que quieren formarse para realizar mejor su compromiso con el mundo del trabajo desde la fe me hace sentirme en casa. Se me encargó que hablara sobre cómo poner a la persona y su dignidad en el centro de la sociedad, de la economía y del empleo, aprovechando lo aprendido en la pandemia. Espero que el desarrollo de esta ponencia pueda ser una aportación a este, para mí, muy interesante Seminario Internacional. Algo se ha dicho ya en anteriores sesiones. Yo voy a intentar dar respuesta y centrarme en las salidas más esperanzadoras que puedan orientar nuestra acción como cristianos insertos en el mundo del trabajo.

Todo lo que os voy a comunicar está atravesado por mi pertenencia y trabajo en la HOAC y en una Asociación de Víctimas de Accidentes y Enfermedades Laborales en Andalucía (AVAELA). El contacto con las víctimas de la siniestralidad laboral y de sus familias es lo que me está proporcionando la claridad intelectual para poner a las personas más vulnerables en el centro de mi pensar y la sensibilidad emocional para ponerlas en el centro de mi sentir y actuar.

También puedes leer —  Peor salud y mayor desigualdad en la población trabajadora

Ante un modelo social que es devastador para nuestra humanidad, con demasiada frecuencia buscamos respuestas desde la misma lógica del “sistema económico y social actualmente imperante”, como lo denomina papa Francisco. Necesitamos otra lógica, en la construcción de la vida personal y social, para recuperar nuestra humanidad, una humanidad que el actual modelo social pone seriamente en peligro. Lo que voy a tratar, no es otra cosa que aportar, desde una visión cristiana, algunos elementos para afrontar de forma humana la situación que padecemos, que padecen particularmente los pobres. Para ello daré cuatro pasos:

  1. ¿Qué nos está pasando?
  2. ¿Qué ha supuesto la pandemia? Problemas y retos esperanzadores
  3. ¿Qué necesitamos para superar esa realidad?
  4. ¿Cómo construir una respuesta?, ¿en qué se puede concretar?

El hilo conductor de mi reflexión será una convicción: lo que puede ayudarnos a construir una realidad distinta es el reconocimiento y la afirmación práctica de la dignidad de la persona y su orientación al bien común. En palabras del papa Francisco, “es necesario quitar centralidad a la ley del provecho y asignarla a la persona y al bien común” (Bolonia, 1 de octubre de 2017).

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?