Polarización política y mediática, el negocio de la emoción frente a la razón

Polarización política y mediática, el negocio de la emoción frente a la razón
El profesor de Ciencias Sociales de la Universidad Carlos III de Madrid, Lluís Orriols, presentaba en marzo de 2021 su estudio sobre la polarización en España: «Estamos más polarizados que hace dos décadas: las distancias entre el partido que se vota y el resto de partidos ha crecido en un 50% (de 5,3 a 7,8 en una escala de 1 a 10)».

En su estudio, Orriols define la polarización como «la distancia emocional entre el afecto que despiertan quienes simpatizan con nuestras mismas ideas políticas en contraposición con el rechazo hacia quienes tienen opiniones distintas». Y, según el investigador, tiene efectos adversos para el buen funcionamiento de nuestras democracias porque «deteriora la cooperación entre ciudadanos; afecta a la confianza hacia las instituciones; reduce la legitimidad de los Gobiernos» y, además, «esta desconfianza y rechazo entre adversarios políticos puede incluso generar la parálisis o bloqueo de las instituciones».

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí

 

También puedes leer —  Traperos de Emaús Navarra, 50 años de trabajo, comunidad y servicio
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?