Teresa Sanchis Labió

Escritora

40 días

A penas llevaba dos meses en ese puesto de trabajo. Un puesto de trabajo para el que estaba sobre cualificado y que había aparecido sin avisar, cuando me llamaron de