La entrada en vigor del #Convenio190 de la OIT espera la ratificación de un segundo país

La entrada en vigor del #Convenio190 de la OIT espera la ratificación de un segundo país

El Convenio, núm. 190 de la OIT, sobre violencia y acoso en el mundo del trabajo, ha recibido formalmente su primera ratificación. Con ello se da un paso muy importante para su entrada en vigor, ya que son necesarias solo dos ratificaciones de Estados miembros. Uruguay, con un gobierno de centro-derecha, se convierte en el primer país en ratificar este convenio histórico, al ser el primer tratado internacional que aborda la violencia y el acoso en el mundo del trabajo, un año después de haber sido adoptado por la Conferencia Internacional del Trabajo, en su reunión centenaria.

Este #Convenio190 proporciona, junto a la Recomendación núm. 206, un marco común para la acción y constituye una oportunidad única para forjar un futuro del trabajo basado en la dignidad y el respeto, además pone de manifiesto el derecho de todas las personas a un mundo sin violencia y acoso. Contiene la primera definición internacional de violencia y acoso en el mundo del trabajo, incluida la violencia por razón de género.

Protección integral

Es importante subrayar los ámbitos de aplicación de esta norma al ser de aplicación para el sector público y el privado, a la economía formal y a la informal, así como a las zonas urbanas y rurales. Es una protección con una orientación integral, para todos en el mundo del trabajo, independientemente de su situación contractual. Además necesita que los Estados miembros que lo ratifiquen adopten, en consulta con el marco del diálogo social con empresarios y sindicatos, un enfoque inclusivo, integrado y que tenga en cuenta las consideraciones de género para prevenir y eliminar la violencia y el acoso a través de medidas de prevención, de protección, de control de la aplicación y de reparación, así como a través de la orientación, formación y sensibilización. “El marco que proporciona el Convenio núm. 190 es, más que nunca, de extrema importancia durante la actual pandemia de la COVID-19, ya que desde que comenzó el brote han sido denunciadas muchas formas de violencia y acoso relacionadas con el trabajo”, señaló Guy Ryder, director general de la OIT.

El anuncio del Gobierno de España

Para que este esencial convenio entre en vigor, es necesario la ratificación de un segundo país. En este sentido, es conocido el compromiso asumido por Argentina, España y Finlandia para seguir los pasos de Uruguay. Los tres países han manifestado, a través de miembros de sus ejecutivos, su intención de someterlo a la aprobación de sus parlamentos. El pasado día 2 de marzo, la ministra Yolanda Díaz lo anunciaba junto con Guy Ryder y la periodista Pepa Bueno. Ahora la situación es totalmente diferente, sin duda ninguna, aunque esta nueva normalidad no debería atrasar mucho más tiempo esta decisión política anunciada se convierta en una amplia ratificación en el Congreso y de esta forma pueda ser una realidad de justicia para millones de personas en el mundo del trabajo.