Jaén dedica una calle a un obrero muerto en reivindicación por el trabajo decente

Jaén dedica una calle a un obrero muerto en reivindicación por el trabajo decente
Una calle de la ciudad de Jaén lleva el nombre del obrero portugués fallecido en accidente laboral en marzo de 2007. La calle Virgen de la Cabeza ahora se llama Carlos do Santos. En la Jornada Mundial del Trabajo Decente, el ayuntamiento descubrió la nueva placa en recuerdo de este trabajador y el resto de víctimas del trabajo.

El acuerdo para dedicar una calle a este trabajador se aprobó en el pleno del Ayuntamiento en abril de 2019, a propuesta de Jaén en Común, grupo municipal que recogía una petición de la HOAC  y demás organizaciones miembros de Iglesia por el Trabajo Decente.

El lunes 19 de marzo de 2007, poco antes de las 9 de la noche, Carlos do Santos cayó al vacío desde una altura de 10 metros, tras ceder los puntales de la plataforma sobre la que se encontraba. Era portugués y pertenecía a una cuadrilla de trabajadores lusos desplazados para trabajar en las labores de encofrado del edificio del Corte Inglés. Falleció dos días después, en la UCI del Hospital Princesa de España, de Jaén, a las 12:30 de la tarde.

El acto en el que se ha descubierto el nuevo nombre de la calle ha estado presidido por el alcalde de Jaén, Julio Millán, acompañado por concejales de gobierno y de la oposición, además de representantes de otras instituciones.

La presidente de la HOAC de Jaén, Maru Megina, ha pronunciado un discurso en el que ha señalado que “dedicar la calle Virgen de la Cabeza, patrona de Jaén, a Carlos do Santos, es poner en los brazos de la Virgen a quienes pierden su vida, como la perdió Carlos, en accidente de trabajo”.

Megina ha recordado que en lo que va del año 2020 en la provincia de Jaén ya han muerto 6 trabajadores en accidente laboral. “Es una injusta sangría que no podemos permitirnos como país. No es fatalidad, no es mala suerte. Es inseguridad laboral, es precariedad laboral, son indecentes condiciones de trabajo”, ha denunciado y ha reclamado, junto con el resto de la Iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente, “unas condiciones laborales que respeten la dignidad te todos y cada uno de los trabajadores y trabajadoras, sus derechos y su vida”.

“Dedicar hoy la calle Virgen de la Cabeza, Madre de todos nosotros, a Carlos Dos Santos, puede suponer un hito que nos recuerde que estamos llamados todos y todas a defender un trabajo decente para todas la personas y a no olvidar que cada uno de los ladrillos del edificio en que sufrió el accidente mortal, está bañado por el sudor de los trabajadores que lo construyeron y también por la sangre de Carlos, que vino a Jaén a ganare la vida y la perdió en el trabajo”, ha comentado para concluir orando por ¡Que los obreros muertos en el campo de honor del trabajo descansen en paz!

Julio Millán, el alcalde, ha señalado que 13 años después se cierra “en justicia” con este reconocimiento un doloroso capítulo del pasado reciente de la ciudad. “No podemos hacer nada por cambiar lo que pasó, pero sí hacer lo posible por cambiar lo que pueda venir»”, ha dicho en referencia a la importancia de combatir la precariedad laboral. “Ahora afrontamos una etapa complicada para el mercado laboral, donde poner el recuerdo de Carlos do Santos en primería nos sirve para advertir de que no pueden darse pasos atrás en la decencia del desempeño del puesto de trabajo”, ha subrayado.

En el mismo día, la Iniciativa Iglesia unida por el Trabajo Decente, convocó una marcha por el trabajo decente con dorsales referidos al 7 de octubre, previa a la vigilia en la iglesia de a Cristo Rey. También han estado el secretario provincial de CC OO y el coordinador provincial de USO.