Planificar para construir un país sin esclavos ni excluidos

Planificar para construir un país sin esclavos ni excluidos
El papa Francisco reflexionó hace algunos meses: «De la pandemia se sale mejor o peor, pero no se sale igual». En Argentina, después de cuatro años de un gobierno neoliberal y seis meses de coronavirus, no hay margen para salir peor.

Movimientos populares y sindicatos, en una alianza histórica que expresa unidad entre trabajadores registrados y trabajadores excluidos del mercado laboral que se desempeñan en la economía popular, impulsamos un Plan de Desarrollo Humano Integral con propuestas concretas para reconstruir la Patria y hacer realidad una agenda de tierra, techo y trabajo.

El 20 de marzo de 2020 el presidente de Argentina decretó el aislamiento social preventivo y obligatorio, marcando el inicio de las medidas sanitarias para enfrentar la pandemia. Este decreto significó frenar prácticamente a cero la economía entera del país por 15 o 20 días y empezar a preparar a la sociedad para lo que podía convertirse en una catástrofe sanitaria. Esto obligó a la política, a los sindicatos, a los movimientos sociales, a científicos y científicas, a los medios de comunicación, a elaborar una radiografía de nuestra sociedad.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí