Lucha contra el fraude de los falsos autónomos

Lucha contra el fraude de los falsos autónomos
Cada vez está más extendida la figura del falso autónomo, un mecanismo que utilizan las empresas para ahorrarse costes laborales y sociales, externalizar responsabilidades y eludir los derechos derivados de la organización y la acción sindical, como son la negociación colectiva o la posibilidad de hacer huelga.

A través de la subcontratación se fragmentan los procesos productivos, fundamentalmente para reducir costes y no para mejorar la especialización de la empresa, utilizando empresas bisagra, que pueden ser cooperativas, plataformas o centros especiales de empleo, o mediante contrataciones de personal autónomo. Desde la empresa matriz se dirige toda la cadena productiva, limitando responsabilidades, como puedan ser las mercantiles o las laborales.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí