La Hermandad Obrera de Acción Católica pospone su asamblea general a 2023 

La Hermandad Obrera de Acción Católica pospone su asamblea general a 2023 
Este movimiento de trabajadores cristianos –editor de Noticias Obrerasha decidido, en una reflexión y votación realizada por toda su militancia, suspender su asamblea general –máximo órgano de debate, valoración, concreción y decisión de los objetivos y directrices de la HOAC– prevista para este año, y posponer su celebración a agosto de 2023.

En una reunión extraordinaria de su Pleno General de Representantes, realizada hoy, se ha refrendado la decisión de suspender la XIV Asamblea General –que se convocan cada 6 años– y posponer su celebración a agosto de 2023. Para el bienio 2021-2023 definirán un plan de trabajo. Esta decisión ha tenido el apoyo mayoritario del 84% de los votos.

El proceso de pandemia, su impacto, y las incertidumbres que presenta en todos los ámbitos de la vida, motivó la apertura de un diálogo entre toda la militancia del movimiento Además de la opción de suspender la asamblea, la otra opción planteada, era continuar con el proceso de preparación, con una reducción significativa de asistencia, que ha tenido un apoyo del 13% de la militancia. Un 2,6% de los votos han sido en blanco.

Tareas prioritarias de los trabajadores cristianos

Con la decisión de aplazar la asamblea general, que conlleva un proceso preparatorio muy intenso de diálogo y profundización, continúan vigentes las tareas prioritarias para la misión de este movimiento de trabajadores cristianos de Acción Católica para la Pastoral del Trabajo. En este sentido, durante este año 2021 seguirá con sus objetivos de trabajo, entre los que destacan: Continuar desarrollando y viviendo medios para construir prácticas de comunión de bienes, vida y acción con el mundo obrero empobrecido; Seguir impulsando la campaña «Trabajo digno para una sociedad decente», como proceso de concienciación, oportunidad para acompañar y favorecer el encuentro con personas y colectivos, y herramienta de incidencia pública, que prioriza la dignidad de las personas; extender este planteamiento en la Iglesia y en la sociedad, abriendo y manteniendo espacios de diálogo y acción también con organizaciones sociales y sindicales. Reforzar las dinámicas de participación en la iniciativa «Iglesia por el trabajo decente», especialmente en las convocatorias del 1º de Mayo y de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, en torno al 7 de octubre. Junto con el crecimiento del cultivo de la espiritualidad y en la vivencia de la formación, y el cuidado de la vida comunitaria y eclesial, tanto presencial como telemáticamente.

Además, este año la HOAC seguirá realizando la celebración de su 75 aniversario, profundizando en su historia, recuperando y actualizando su memoria agradecida. Un proceso que concluirá en noviembre de 2021. Alrededor de mayo, en el marco de la convocatoria del Día de la HOAC, se profundizará y reflexionará sobre la situación y retos del mundo del trabajo. Y, en junio, acometerá la elección de los nuevos miembros de la Comisión Permanente de la HOAC, renovando las responsabilidades de Presidencia, Formación y Difusión.