Los trabajadores de Google crean un sindicato para exigir cambios

Los trabajadores de Google crean un sindicato para exigir cambios
Trabajadores y trabajadoras de Google constituyen el primer sindicato en la historia del gigante tecnológico para exigir cambios en la empresa y en las condiciones de trabajo.

“Este sindicato se basa en años de organización valiente por parte de los trabajadores de Google para proporcionar una estructura sostenible que garantice que nuestros valores compartidos como empleados de Alphabet sean respetados”, ha manifestado Nicki Anselmo, gerente de programas y unas de las trabajadoras organizadas en el nuevo Sindicato de Trabajadores de Alphabet (AWU, por sus siglas en inglés), nombre de la empresa multinacional estadounidense matriz de Google.

La creación del sindicato, anunciado mediante una nota de prensa, ha contando con el apoyo de la federación de Trabajadores de Comunicaciones de América (CWA) formando parte del proyecto CODE-CWA (Coalición para Organizar Empleados Digitales). El Sindicato de Trabajadores de Alphabet es el primero abierto a todos los empleados de la multinacional, independientemente de su función o clasificación. “Esto es histórico: el primer sindicato en una importante empresa de tecnología por y para todos los trabajadores de la tecnología”, dijo Dylan Baker, ingeniero de software. “Elegiremos representantes, tomaremos decisiones democráticamente, pagaremos cuotas y contrataremos organizadores capacitados para asegurarnos de que todos los trabajadores de Google sepan que pueden trabajar con nosotros si realmente quieren que su empresa refleje sus valores”.

Trabajadores temporales 

Google es una de las empresas más influyentes del mundo. Alphabet tiene más de 120 000 trabajadores y es responsable de servicios de internet y de herramientas utilizadas por miles de millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, la mitad de los trabajadores de Google en las empresas de Alphabet son contratados como TVC (temporales, vendedores o contratistas) con la consiguiente merma de derechos laborales. Junto a esto se une, las última decisiones de la empresa relacionadas con la respuesta al acoso sexual; la firma de contratos gubernamentales “no éticos”; o el despido injustificado de un destacado investigador de inteligencia artificial, que han causado indignación a miles de trabajadores.

Intimidación y despidos

Los trabajadores del sindicato que se han organizado para implicarse en sus trabajos y en el futuro de la empresa “se han enfrentado a la intimidación, la supresión y los despidos descaradamente ilegales, como ha confirmado recientemente la Junta Nacional de Relaciones Laborales. En lugar de escuchar a los trabajadores, Google contrató al IRI, una notoria firma antisindical, para suprimir su organización. Así es como los ejecutivos de Google han elegido interactuar con los trabajadores” según señala la nota.

La única táctica que ha asegurado que los trabajadores sean respetados y escuchados es la acción colectiva. El sindicato de trabajadores de Alphabet es la estructura que permita que los trabajadores de Google puedan presionar activamente para que se produzcan cambios reales en la empresa, desde los tipos de contratos que Google acepta hasta la clasificación de los empleados y los temas de salarios y compensaciones. Todos los temas relevantes para Google como lugar de trabajo serán competencia del sindicato y de sus miembros.