Movimientos sociales reclaman soluciones a los cortes de luz en el Polígono Sur de Sevilla

Movimientos sociales reclaman soluciones a los cortes de luz en el Polígono Sur de Sevilla
Cerca de un centenar de vecinos y de vecinas del Polígono Sur cortan la avenida de la Paz de Sevilla para reclamar la actuación de las Administraciones Públicas, de la Justicia y de la empresa responsable de la red eléctrica en la problemática del barrio.

La Plataforma Nosotros También Somos Sevilla y la Asociación Andaluza de Barrios Ignorados han convocado esta movilización, para visibilizar el problema que persiste en el barrio de continuos cortes del suministro energético y el abandono institucional en la búsqueda de soluciones.

Así “es imposible vivir”

Los cortes de luz vienen produciéndose desde antes del verano, sin que las soluciones realizadas por la empresa Endesa haya resuelto el problema, más bien agravándose durante la Navidad y este invierno, con falta de suministro eléctrico de 8 y 14 horas diarias. Así “es imposible vivir”, denuncian los convocantes. Las consecuencias de este continuo proceso de cortes de luz diarios, en plena pandemia, imposibilita la conservación de los alimentos, la inutilización de camas articuladas, de máquinas de respirar, de lavadoras y de calentadores que alivien el frío y la humedad, “se soluciona con una indemnización de cuatro o cinco euros después de un largo proceso” de reclamación. Junto al perjuicio de la privación de electricidad reciben “un trato indigno”, señalan.

Esperando la acción de la Justicia

Los vecinos y las vecinas, señalados por la empresa suministradora y por las Administraciones Públicas “por no pagar y por la marihuana”, han demostrado con contratos y factura en mano que no es un problema del vecindario. Lo achacan a la obsoleta instalación eléctrica que mantiene Endesa desde hace más de cincuenta años, pese al nuevo transformador instalado por la empresa, después de las protestas vecinales por los cortes de luz durante el pasado verano.

Respecto al cultivo de marihuana que se produce por la implantación de las mafias “en pisos que son de la Junta de Andalucía y están gestionados por AVRA” y utilizan, para su enriquecimiento, a quien no tiene para comer y “sacan algo por guardar un paquete en su casa”. Los movimientos sociales denuncian el fracaso de las medidas y planes para la erradicación de la pobreza, después de “veinte años produciéndose sin que se haga nada para solucionarlo”. Piden la elaboración de un censo de viviendas y de personas, para el control de “la compraventa ilegal de pisos y se tutele el funcionamiento de las comunidades de vecinos.”

“¿Por qué no se hace? ¿Sigue habiendo Plan Integral?”, se preguntan al tiempo que ponen como ejemplo la lucha del Defensor de la Ciudadanía de Granada que, ante un conflicto similar, su lucha y su acción política ha llevado el problema a la ONU. “Nosotros seguimos esperando” la acción de la Justicia para erradicar esta problemática.