Jóvenes trabajadores denuncian “la imposibilidad de experimentar la dignidad del trabajo decente”

Jóvenes trabajadores denuncian “la imposibilidad de experimentar la dignidad del trabajo decente”
La Juventud Obrera Cristiana (JOC) y Jóvenes de CCOO y de USO comparten su preocupación por “el riesgo de que la juventud vuelva a quedarse atrás en esta nueva crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus”.

En un momento en el que la juventud está siendo doblemente golpeada por la indecente precariedad, ya existente antes de la pandemia de la COVID-19, y los prejuicios y estereotipos hacia este colectivo, representantes de la JOC han mantenido reuniones con las áreas de juventud de ambos sindicatos. Los dos encuentros, realizados por videollamada, han servido para compartir las las conclusiones de la última campaña de acción de la JOC “Relacionarte” y las primeras conclusiones del cuestionario de nuestro próximo 49º Consejo General, que tendrá lugar en la diócesis de Orihuela-Alicante, y girará sobre su dimensión obrera, ser memoria viva y el sentido transcendente de la lucha desde una visión colectiva y crítica.

Poner rostro a la precariedad juvenil

Los diálogos han permitido poner rostro, nombre, circunstancias y “proyectos de vida truncados” a tantos datos de precariedad juvenil recogidos en la última Encuesta de Población Activa (EPA), donde se señala que la tasa de desempleo juvenil en menores de 25 años en España ya es del 39,6%, mientras que la media de la Unión Europea se sitúa en torno al 15,7%. “Un mercado laboral que nos imposibilita experimentar la dignidad del trabajo decente”, denuncian.

La JOC y las áreas de juventud de CCOO y USO comparten su preocupación por la normalización de la precariedad, las dificultades para acceder a una vivienda digna, la pérdida de perspectiva histórica sobre el movimiento obrero y sus organizaciones, pero también el riesgo de que la juventud vuelva a quedarse atrás en esta nueva crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus.

Agentes de cambio

“Desde nuestra identidad obrera queremos ser agentes de cambio que generen procesos de transformación alternativos, dar soluciones colectivas, desprecarizar las condiciones de trabajo y participar en y con organizaciones obreras y sindicales para transformar nuestros ambientes”, han querido manifestar desde la JOC. Para este movimiento especializado de la Acción Católica, es importante “seguir construyendo y acompañando desde la experiencia de vida de las jóvenes de la clase obrera, para hacer efectiva esta conciencia mediante el protagonismo de la acción desde un tejido asociativo entre la juventud de la clase obrera”.