El Circulo de Silencio de Málaga denuncia la precariedad de las trabajadoras del hogar

El Circulo de Silencio de Málaga denuncia la precariedad de las trabajadoras del hogar
Ayer miércoles, se realizó un nuevo Circulo de Silencio en Málaga “como gesto y nueva oportunidad para acercarnos a la situación de desigualdad que viven miles de mujeres migrantes, especialmente en su relación con el trabajo”, según el comunicado de la Delegación de Migraciones y de la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente de la diócesis. Contó su experiencia una valiente mujer migrante víctima de maltrato y de precariedad laboral.

Después de varios meses realizando el círculo de manera virtual, el Círculo pudo realizarse presencialmente con la participación de una treintena de personas. “Desde el Círculo de Silencio y la plataforma Iglesia por el Trabajo Decente de Málaga, constatamos de manera clara que el desempleo, el trabajo precario, la desigualdad en el acceso a un trabajo decente y la limitación al ejercicio de los derechos humanos que todo esto supone, son un atentado a la dignidad humana.

Según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), el 85% del personal que trabaja en las residencias de personas mayores y de personas en situación de dependencia, son mujeres. Estos espacios de trabajo han sido donde la actual emergencia sanitaria ha mostrado sus peores cifras de fallecimientos y de contagios entre trabajadoras.

Casi la mitad del servicio doméstico [trabajadoras del hogar] lo ejercen mujeres migrantes, entre ellas hay mucha precariedad laboral, exceso de horas y explotación. El 75% de ellas trabajan en sectores elementales como los cuidados o la restauración.

En este día manifestamos nuestro compromiso en una acción transformadora que nos compete a todas y a todos, luchar por desterrar la violencia económica, laboral, social y cultural contra las trabajadoras migrantes, acompañando sus vidas, sus esperanzas, abriendo caminos nuevos que posibiliten otra forma de vivir, de organización económica y social, y otra cultura que respete la dignidad de las personas por encima de todo.

Sigamos aportando esperanza junto a todas las mujeres”, señalaron en su lectura.

Círculos de Silencio

Los círculos de silencio son encuentros que permiten una ocupar un tiempo para la reflexión y darle voz a las situaciones y a las personas personas migrantes en la plaza pública, de tal manera que permitan visibilizar y sensibilizar a la ciudadanía sobre esta realidad y sus distintas heridas. Este tipo de iniciativas, cada vez más extendidas en distintas ciudades del país, concretan una expresión de solidaridad, en este caso, con las trabajadoras migrantes.