El drama del subregistro en las enfermedades profesionales

El drama del subregistro en las enfermedades profesionales

El dato

Según datos de la Seguridad Social, en el año 2019 el registro de bajas por enfermedad profesional ha descendido un 32% respecto al año anterior, lo que rompe la tendencia de aumento desde 2012. Este descenso es más pronunciado en las mujeres, con un 35% frente al 29% en los hombres, lo que se explica con la reducción de actividades muy feminizadas y con gran incidencia en enfermedades profesionales: hostelería, oficina, educación, atención en residencias, etc.

Padecemos un gran problema de subregistro en las enfermedades profesionales: se notifican muchas menos de las que se sufren en la realidad. Por eso, este descenso supone una mala noticia. Sin una declaración de enfermedad profesional, no es posible hacer aflorar los daños por el trabajo ni dar compensación adecuada y justa al trabajador.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí