Los obispos muestran su “estupor” por el incendio en el campo de refugiados de rohinyás en Bangladés

Los obispos muestran su “estupor” por el incendio en el campo de refugiados de rohinyás en Bangladés
Restos del incendio en el campo de refugiados rohinyás en el sur de Bangladés. Foto AP, Shafiqur Rahman
Reclaman “una respuesta de solidaridad, compasión, generosidad y un inmediato compromiso efectivo” con la comunidad rohinyá.

Al menos 15 personas han perdido la vida, unas 560 han resultado heridas, otras 400 se encuentran en paradero desconocido y 45.000 sin refugio, por el incendio que se produjo, el lunes pasado, en un campamento de unos 870.000 refugiados rohinyás, el más grande del mundo, en Bangladés.

Esta nueva tragedia contra la comunidad rohinyá ha motivado que los obispos que integran la Subcomisión Episcopal para las Migraciones y la Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal Española, expresen en un comunicado “su estupor ante una emergencia humanitaria no suficientemente atendida por el conjunto de las naciones, ante lo que Naciones Unidas define como “limpieza étnica” en este devastador incendio en el campo de refugiados rohinyás de Cox’s Bazar, al sur de Bangladés.

De este campamento procedían los 16 refugiados que se encontraron con el papa Francisco en Daca el 1 de diciembre de 2017. Los obispos de la subcomisión muestran su “solidaridad con todas las personas y familias damnificadas” por este incendio, así como “con el resto de la población rohinyá forzada a desplazarse y refugiada en otros campos de refugiados o en el exilio”. Además, condenan “todo acto violento contra esta comunidad” y reclaman “una respuesta de solidaridad, compasión, generosidad y un inmediato compromiso efectivo de recursos”, como recuerda el papa Francisco y la enseñanza social de la Iglesia.

Un futuro de paz

En la nota, los obispos de la subcomisión se adhieren al llamamiento del papa Francisco realizado en su visita pastoral a Myanmar y Bangladesh (noviembre de 2017) y reclamar “una paz basada en la dignidad y los derechos de cada una de las comunidades que consideren que tienen su hogar en el país”.