La Pastoral del Trabajo e Iglesia por el Trabajo Decente inician un camino común para fortalecer la clave del trabajo

La Pastoral del Trabajo e Iglesia por el Trabajo Decente inician un camino común para fortalecer la clave del trabajo
Un reciente encuentro entre el obispo de Osma-Soria y responsable de la Pastoral del Trabajo de la Conferencia Episcopal Española con los miembros de la Mesa de la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD), ha servido para compartir prioridades, tender puentes y fortalecer la coordinación que permita avanzar en la clave del trabajo decente.

Coincidiendo con el Día Internacional de la Salud y Seguridad en el Trabajo, el jueves 28 de abril por la tarde y en formato de videollamada, se realizó la primera reunión entre la Conferencia Episcopal y la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente. En el encuentro participaron el obispo Abilio Martínez junto con Javier Alonso (Justicia y Paz); Teresa García y Paco Álamos (HOAC); Tamar Arranz (Cáritas); Carmen Galante (CONFER), Imanol Morales (JOC) y Clara Fernández-Merino (JEC), en representación de las entidades que promueven la iniciativa.

La reunión ha permitido a ITD memoriar el compromiso de coordinación e impulso, iniciado en mayo de 2015, posibilitando favorecer dinámicas de sensibilización, visibilización y denuncia sobre el trabajo, una cuestión central en la sociedad y esencial para la vida de millones de personas. Desde entonces, ITD ha desarrollado presentaciones, materiales de reflexión y de liturgia, centenares de acciones en las diócesis que han permitido extender el anuncio del concepto y la necesidad de trabajo decente, para todos y en todo lugar. 

Compartir anhelos e inquietudes 

En este sentido, en la reunión –muy participada–, se han presentado las prioridades de este año –en una gravísima situación del empleo y de incertidumbre de miles de personas trabajadoras y sus familias– para reclamar precisamente “ahora más nunca: trabajo decente”. Una insistencia que cristaliza con mayor empeño, en el 1º de Mayo, recientemente celebrado, y el 7 de octubre, coincidiendo con la Jornada Mundial por el Trabajo Decente. 

Según ha podido conocer Noticias Obreras, el obispo ha tenido especial empatía hacia los compromisos de ITD, y ha propuesto abrir vías de coordinación y de comunicación con la Conferencia Episcopal, junto con el departamento de Pastoral del Trabajo. Se inicia así, un proceso de diálogo entre ambas instancias que desarrollan un pastoral del trabajo, singularmente compatible, y que debe abrirse al encuentro en la Iglesia, con otras instituciones y organizaciones del mundo del trabajo; compartir anhelos e inquietudes; y favorecer un diálogo y una amistad social, que permita encontrar caminos parar avanzar en la clave del trabajo decente.