La Alianza por el Clima pide acelerar la transición ecológica

La Alianza por el Clima pide acelerar la transición ecológica
Alianza por el Clima, plataforma de organizaciones con sensibilidades de tipo ecologista, sindical, rural, agraria o social, se ha pronunciado recientemente a favor de una aceleración de la transición ecológica de acuerdo con las recomendaciones del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Revela que aunque los datos son positivos en cuento a despliegue de energías renovables en España “hace falta descarbonizar las emisiones del sector eléctrico más drásticamente y más rápido”.

Esta coordinadora pone su foco en las deficiencias del marco normativo que han provocado “el desarrollo de un modelo muy centralizado y de mayor impacto” y donde “el despliegue de renovables previsto carece de una adecuada planificación y evaluación de su impacto”.

La Alianza por el Clima se congratula de que “el despliegue de energías renovables en España está siendo determinante para la mitigación del cambio climático. Sólo una de esas tecnologías, la eólica, ha evitado en los últimos 20 años más de 400 millones de Tn de CO₂”.

Por su parte, PNUMA alienta que “siguen siendo necesarias más medidas globales para que las emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan en un 7,6% cada año, si no queremos que la temperatura global se eleve por encima de los 1,5º”.

Críticas a la exclusión de la ciudadanía

La Alianza por el Clima critica que el marco normativo de desarrollo de estas tecnologías renovables, a diferencia de lo que ocurre en otros países europeos, “ha beneficiado que el despliegue sea capitalizado por grandes empresas energéticas y fondos de inversión, penalizando a proyectos de menor envergadura y, sobre todo, a iniciativas promovidas por la propia ciudadanía o los actores institucionales”.

“El resultado es el desarrollo de un modelo muy centralizado y de mayor impacto que limita las posibilidades de avanzar hacia un sistema eléctrico más distribuido, más cuidadoso con el territorio, el mundo rural y la biodiversidad y con mayor implicación ciudadana”, explica.

La comunidad científica alerta “del grave riesgo que corre la biodiversidad”, si el despliegue de renovables previsto en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) “se lleva a cabo como hasta ahora, sin una adecuada planificación y evaluación de su impacto”.

Autoconsumo y comunidades energéticas

Entre las medidas que solicitan se encuentran la modificación de la orden ministerial que regula el mecanismo de subastas de nueva potencia de energías renovables reservando al menos un 50% en las nuevas subastas para proyectos de menos de 10 MW. Además, instan a fijar un objetivo muy ambicioso de autoconsumo y asegurar el despliegue de las Comunidades de Energía.

Reclaman que la sensibilidad ambiental sea un factor determinante en todo proyecto. Y sugieren elaborar guías para orientar a las comunidades autónomas en relación con la delimitación de zonas excluibles y prioritarias y para evitar que los promotores puedan fragmentar los proyectos con el objetivo de sortear la tramitación por parte de la Administración General del Estado.