Colectivos de derechos humanos piden agilizar el nuevo reglamento de extranjería para proteger a los jóvenes migrantes

Colectivos de derechos humanos piden agilizar el nuevo reglamento de extranjería para proteger a los jóvenes migrantes
Una veintena de colectivos que acompañan a las personas extranjeras residentes en España han pedido al Gobierno que agilice la aprobación del reglamento de extranjería para favorecer la protección e integración de jóvenes migrados residentes en España. Visualizan sus demandas en una campaña en redes sociales con la etiqueta #ReformaReglamentoExtranjeriaYA

La reforma del Reglamento de Extranjería, anunciada hace más de un año, no cuenta todavía con el Dictamen del Consejo de Estado, sin que el Consejo de Ministros tenga su aprobación entre sus prioridades. El objetivo debe ser, en opinión de las entidades sociales, entre las que se cuentan Cáritas, Pueblos Unidos y CEAR, facilitar a todos los menores migrantes no acompañados su transición a la vida adulta, mediante una autorización automática de residencia y trabajo a partir de los 16 años  y la simplificación de los requisitos de renovación de este permiso a partir de los 18 años. De esta manera, se garantizaría su derecho a documentarse.

Se estima que más de medio millón de personas, por el simple hecho de no cumplir con un requisito administrativo, como no tener más de tres años de residencia en España o no contar con un contrato de trabajo de más de un año de duración a jornada completa, no pueden ejercer sus derechos en España.

Ahora mismo, la gran mayoría de estos jóvenes se ven abocados a caer en situación administrativa irregular. Sus autorizaciones de trabajo obtenidas gracias a la a Instrucción 1/2020 de la Secretaría de Estado de Migraciones están caducando, quedando, en el mejor de los casos solo con el permiso de residencia. Muchos otros no están pudiendo renovar el de residencia, al no contar con medios suficientes para valerse por sí mismos (han de demostrar ingresos de más de 2000 euros mensuales) o no han sido autorizados por primera vez a residir legalmente e nuestro país, por no haber sido reconocidos como menores de edad.

Propuesta conjunta

Hace casi un mes ACCEM, Acoge Andalucía, Cáritas, CEAR, CEPAIM y Red Acoge se reunieron con el director general de Migraciones (dependiente de la Secretaría de Estado de Migraciones), Santiago Yerga, para trasladarle una propuesta conjunta para que la proyectada reforma del Reglamento de la Ley de Extranjería (RELOEX) atendiera la  creciente situación de desprotección de miles de personas extranjeras que viven en nuestro país y que se ha visto agudizada a causa de la Covid-19.

El Reglamento de Extranjería vigente se aprobó en el año 2011, en un contexto social, económico y laboral que ha cambiado mucho desde entonces y, sobre todo, un acervo jurídico que entonces no existía. De ahí que las entidades sociales hayan pedido actualizar la legislación de extranjería para evitar exponer a estas personas a situaciones de explotación laboral, exclusión social y residencial. “Ninguna sociedad puede desarrollar su verdadero potencial cuando hay obstáculos jurídicos o políticos que impiden a sectores enteros de la población contribuir a esa sociedad, como es el caso de la población migrante”, decía entonces su comunicado.

Las entidades sociales también han expresado su preocupación por la posibilidad de que de algunos ministerios acaben desvirtuando el objetivo esencial de esta reforma, que no es más que dotar a los y las jóvenes de derechos básicos para poder desarrollarse y vivir de forma autónoma, por lo que solicitan que se agilice “la aprobación inmediata de la reforma del Reglamento en trámite y que esta medida sea efectiva desde el mismo día de su aprobación y publicación, para favorecer la inclusión de estos jóvenes en España”.