“Como cristianos y cristianas hemos hecho una opción por defender la vida con dignidad para todas las personas”

“Como cristianos y cristianas hemos hecho una opción por defender la vida con dignidad para todas las personas”
La doctora en teología Nivia Ivette Núñez de la Paz ha participado en el 40 Congreso de Teología El neoliberalismo mata. No se puede servir a Dios y al dinero, convocado por la Asociación Juan XXIII para reflexionar sobre las consecuencias sociales, políticas, económicas y ecológicas de este sistema. En su ponencia se ha referido al neoliberalismo como “un sistema de destrucción, una danza de la muerte en la que participamos todos y todas”.

En su ponencia, “Reflexiones feministas sobre la vida digna” la teóloga feminista cubana afincada en Brasil se ha referido al sistema capitalista como “un sistema de destrucción, una danza de la muerte en la que participamos todos y todas”. También lo ha comparado con “una tela de araña” de la que no somos capaces de escapar en multitud de ocasiones, como cuando aceptamos empleos que nos deshumanizan, cuando vemos que las personas jóvenes no tienen empleos dignos ni futuro, en las distintas situaciones de opresión sobre las mujeres, cuando la sanidad o la educación públicas se privatizan, etc. Ante este tipo de situaciones, algunas veces nos posicionamos en contra y denunciamos pero, la mayor parte de ellas, ha explicado, “continuamos en el sistema” debido al miedo.

Tomando la frase del evangelio de Mateo que da título a las jornadas, Núñez de la Paz ha recordado que: “No se puede estar al servicio de la vida digna y a la vez, del capitalismo”. Para ello, la teóloga ha animado a releer a las feministas, desde los inicios de este movimiento y como ellas mismas hicieron, “deconstruir y sospechar” de lo que el sistema neoliberal nos presenta como la única forma de vida.

“Yo vine para que tengan vida y vida abundante”

Del mismo modo, la teóloga ha asegurado que es necesario “poder escoger entre estar a favor de la vida o hacerle el juego a la muerte”. En ese sentido, para la autora, escoger la vida digna significa, entre otras cosas, “deconstruir desde lo cotidiano”, desde la vida de cada día y recuperar, entre otras cosas, los cuidados. Escoger la vida es también, para Núñez de la Paz, dedicar “menos tiempo en consumo” y más tiempo a conocer las propuestas de las feministas desde Elizabeth Cady Stanton, Marcela Lagarde, Ana de Miguel o Simone de Beauvoir; grandes textos de la literatura o las obras de arte de grandes artistas, hombres y mujeres.

Asimismo, según ha asegurado: “Buscar la vida con dignidad para todas las personas es nuestra opción y la llamada que tenemos como cristianos y cristianas”.

Cuando ha sido preguntada por si las mujeres mantenemos, con nuestra pertenencia a las iglesias el sistema patriarcal que se vive en ellas, Núñez de la Paz ha recordado cómo “el patriarcado es un sistema de opresión sobre las mujeres y por eso, las mujeres, también dentro de las iglesias, tienen que deshacerse de esas opresiones”. Sin embargo, ha explicado: “No tenemos que salir de las iglesias, sino transformarlas desde dentro. Y transformarlas todos, mujeres y hombres, porque la opresión nos hace daño a todos y todas”.