Cultura de vida compartida

Cultura de vida compartida
Cuarto Encuentro de Familias de la diócesis de Sevilla.
Por fin, hemos podido celebrar el Cuarto Encuentro de Familias de diócesis de Sevilla. Familias que nos encontramos, que se encuentran entre ellas y con la HOAC, que intentan hacer realidad una forma de vivir en comunión y en comunidad, todo un reto, toda una escuela de vida.

El Centro de formación y espiritualidad Rovirosa y Malagón, en Sanlúcar de Barrameda, es un enclave especial, con nuestro Guadalquivir entregándose al océano tras entreverarse por toda Andalucía, recogiendo alegrías y pesares, precariedades y esperanzas, (mucha esperanza, que Dios está en cada paso de humanidad que damos), a lo largo de nuestra tierra.

Una vez más nos proponíamos lo que el papa Francisco nos dice en la Laudato si’: la familia como un lugar donde se construye una cultura de vida compartida y de respeto a lo que nos rodea; este año, coincidiendo con el aniversario de la creación de la HOAC, con el lema: «75 años creciendo en familia».

Preparamos el encuentro repartiendo las tareas, incluyendo a grandes y pequeños, cada uno desde sus posibilidades, y creando equipos-familia, que sea la familia, el grupo, como pequeña comunidad, el que se siente protagonista y llamado al servicio.

No es fácil en este tiempo organizar un espacio común de forma que podamos respetar las medidas básicas en cuanto a prevención COVID, pero siempre contamos con un extraordinario equipo de militantes, «las y los guardianes de la Jara», dispuestos a que todo funcione, son el corazón del Centro Rovirosa y Malagón. ¡Cuánto entusiasmo y cuánto trabajo!

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí