Trabajadores cristianos del mundo piden una legislación integral de protección social

Trabajadores cristianos del mundo piden una legislación integral de protección social
El Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos defiende el desarrollo de una legislación integral de protección social ante el aumento de las brechas de ingresos en función de la clase, la raza y el género

Con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente del 7 de octubre, el Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC) denuncia que el trabajo actual retrocede aún más con la negación de los derechos laborales, la violación de los derechos humanos, y la negación de la justicia social, entre otros.

Defiende el desarrollo de una legislación integral de protección social que “garantice una red de protección mínima para todos los trabajadores, independientemente del salario, el tamaño de la empresa y el lugar de origen”.

Nueva generación de la pobreza

En el comunicado, hace referencia a las declaraciones del Banco Mundial donde advierte que la COVID-19 ha creado una nueva generación de pobreza y malestar por la deuda, y destaca la afirmación del FMI que alerta de que los países en desarrollo corren el riesgo de retroceder una década.

En concreto, denuncia que se “han agrandado las brechas de ingresos o de riqueza en función de la clase, la raza y el género”.

Carga adicional para las mujeres

Mención especial tiene con el colectivo de las mujeres donde se ha evidenciado, en esta crisis del COVID-19, que “tuvieron que asumir gran parte de la carga adicional del cuidado de los niños y niñas cuando las escuelas cerraron. En algunos países, la participación de las mujeres en la población activa ha caído a su nivel más bajo desde mediados de los años 80”.

El documento, elaborado por el Movimiento Obrero Cristiano de la India, extrae de la realidad de la India en 2018 algunos datos. Según la OIT; “el 31% de los trabajadores indios trabajaban en condiciones insalubres, mientras que alrededor del 41% estaban mal pagados, colocando a India en el puesto 19 de 22 países de la región de Asia”.

El MMTC subraya que la Organización Internacional del Trabajo (OIT), convocante también de esta jornada, adoptó recientemente como objetivo estratégico “mejorar la cobertura y la eficacia de la protección social para todos, centrándose en la seguridad de los ingresos con atención en los pobres”. En especial, insiste que es urgente la necesidad de “brindar protección social a todo el sector informal”.

Y para ello, establece unos principios en los que debe apoyarse y que garantizarían la cobertura social a los trabajadores: “democracia participativa, inclusión, dignidad, equidad, igualdad, rendición de cuentas y transparencia”.

Llamada a Gobiernos y sindicatos

Concluye el manifiesto con una llamada de atención a los gobiernos por su “papel fundamental que desempeñar en la creación del entorno adecuado para que esto suceda”. También emplaza a las organizaciones de trabajadores y los sindicatos “a luchar por la justicia social universal” y a que implementen “un enfoque humanista de las economías políticas”.