El servicio público de empleo se transformará en una Agencia de Empleo

El servicio público de empleo se transformará en una Agencia de Empleo
Empresas y agencias privadas de colocación deberán comunicar al nuevo organismo sus ofertas de empleo, siguiendo el modelo alemán. La creación de la Agencia debe estar aprobada a finales del próximo año.

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes, en primera lectura, el anteproyecto de la Ley de Empleo, que contempla la transformación del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en una Agencia Española del Empleo, como ha expresado la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en la rueda de prensa posterior, para adaptarlo a las necesidades de las personas trabajadoras, incidiendo en la atención individualizada y en la evaluación de resultados.

“La gran transformación que planteamos es la conversión del SEPE en una gran agencia pública, la Agencia Española del Empleo. Transformar este ente en una gran agencia para conseguir objetivos fundamentales: modernizar el organismo, digitalizarlo completamente, ganar en rapidez, agilidad…”, ha dicho la ministra sobre la futura agencia, que se encargará de dirigir las políticas de empleo del país.

El Anteproyecto tiene como objetivo responder a las necesidades del mercado laboral y combatir sus debilidades estructurales como el desempleo o el paro juvenil. Además, apuesta por aumentar la eficacia de las políticas activas de empleo para orientarlas, definitivamente, a acompañar las transformaciones que requiere el cambio de modelo económico.

También se dará más peso al análisis de datos y a la Inteligencia Artificial “para, con mucha rapidez, ser capaces de corregir las discriminaciones que se producen” en la carrera laboral. El principio de no discriminación, que guiará la actuación de la nueva Agencia, considerará colectivos prioritarios a los migrantes, personas maduras, solicitantes de protección internacional, minorías étnicas o mujeres víctimas de violencia de género, entre otras.

Empresas y agencias de colocación tendrán que comunicar sus vacantes

Las nuevas políticas de empleo también plantean que las empresas, agencias de colocación privadas y administraciones comuniquen sus vacantes a la futura Agencia de Empleo, ya que hasta el momento “hay un sistema único de las ofertas”.

Díaz ha señalado que resulta “muy difícil” hacer un seguimiento de las ofertas, por lo que con este sistema de comunicación de vacantes, unido también a la Inteligencia Artificial, se podrán dar respuestas más rápidas en la búsqueda de empleo, promociones y ascensos. Además, ofrece “transparencia en el funcionamiento del mercado de trabajo”.

Esto requerirá, por tanto, de la colaboración de las empresas y las agencias privadas de colocación, que deberán facilitar los datos de intermediación laboral o los incentivos a la contratación.

España se ha fijado en el ejemplo de la Agencia Federal de Empleo de Alemania para obligar a las empresas a comunicar “las vacantes más importantes”. Esta decisión, argumentan desde Trabajo, se basa en “el principio de transparencia” y dará a la futura Agencia Española para el Empleo “conocimiento de la realidad diaria del mercado”.

De esa manera, se podrán reformular las estrategias de empleo y preparar a los trabajadores para esas vacantes. Aunque esta cuestión todavía debe desarrollarse legislativamente, el Ejecutivo quiere que los empresarios lo entiendan como “un derecho” que les beneficiará.

También puedes leer —  Los excesos del neoliberalismo

Seguimiento y de evaluación continua

La ministra ha insistido en que las futuras políticas activas de empleo quieren poner en el centro al ciudadano. Por eso, se recurrirá a la personalización e individualización de las ofertas, para que sean lo más adecuadas posibles al perfil del demandante.

Díaz ha añadido que el catálogo de servicios garantizados por la futura Agencia Española del Empleo incluirá un perfil individualizado del usuario, la tutorización individual y continuada, intermediación laboral eficiente, formación para el empleo o un expediente laboral personalizado único.

Entre los servicios, también está el asesoramiento para el autoempleo y el emprendimiento. “Por primera vez, desde la Agencia Española del Empleo, vamos a dar asesoramiento y acompañar en todo el proceso y hasta el final, con recursos públicos, a todas esas personas que tengan un proyecto empresarial”, ha avanzado la ministra.

Por tanto, aquellos ciudadanos que opten por el autoempleo contarán con “auditoría de viabilidad” para poder emprender con garantías, como reafirman desde el Ministerio de Trabajo.

Sin coste adicional

La reconversión del SEPE en Agencia de Empleo “no va a tener ningún tipo de gasto por encima del presupuesto” que ya se conoce, como ha asegurado Díaz.

La creación de la Agencia debe estar aprobada a finales del próximo año. Fuentes del Ministerio precisan que el cambio se financiará con la dotación presupuestaria del SEPE, de los fondos europeos y de las políticas activas de empleo, que cuentan con una partida de 7.500 millones de euros para 2022, más 1.000 millones de Educación.

“Es una cifra histórica, con incremento histórico. Es la primera vez que contamos con tantos recursos”, ha añadido la titular de Empleo.

Aunque la Agencia concentrará el diseño de las políticas de empleo, seguirá dando espacio a las entidades locales para que puedan desarrollar sus propias políticas de empleo con las partidas presupuestarias adecuadas. Díaz ha garantizado que se mantendrá la Conferencia Sectorial, que además “va a ganar fuerza con todas las comunidades autónomas” y, al mismo tiempo, se incorporará a las administraciones locales en el “seno del diseño y las políticas de empleo.

Del mismo modo, se prevé una flexibilización de las reglas de financiación para las comunidades autónomas, que podrán superar el año natural para adquirir compromisos de gastos. En concreto, las autonomías tendrán hasta el 31 de marzo del año siguiente para comprometer el gasto del ejercicio, lo que les permitirá disponer de un año completo para su ejecución.

Esta ley pretende deja atrás un “marco excesivamente encorsetado” en políticas de empleo para ofrecer uno nuevo “completamente diverso”. El resultado esperado con este nuevo marco normativo es poder medir la empleabilidad en términos estadísticos, a través de las tasas de empleabilidad, intermediación y cobertura, y terminar con “una política de empleo excesivamente indiscriminada”.

 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?