Incierto futuro para los gestores COVID de la Comunidad de Madrid

Incierto futuro para los gestores COVID de la Comunidad de Madrid
Colas en un centro de salud | Foto: Daniel Rodrigo Arenas (madridiario.es)
La Comunidad de Madrid sigue sin aclarar el futuro de los 6.000 gestores COVID contratados para lidiar pandemia, cuyos contratos expiran el próximo 31 de diciembre, la mitad de los refuerzos COVID de los dispone la sanidad pública de la región.

Son parte del personal de refuerzo esencial para ordenar el funcionamiento de los centros sanitarios y de vacunación que atienden los caso sospechosos o confirmados de COVID-19, vigilan el respeto a los itinerarios marcados, priorizan la atención de los pacientes más graves y asisten al personal administrativo,

En los centros de atención primaria de la Comunidad de Madrid, en concreto, hay unos 1.500 trabajadores que se enfrentan cada jornada laboral a las colas que forman los pacientes, sus demandas y reclamaciones.

“Me siendo como si formara parte de la resistencia, del grupo reducido de profesionales sanitarios que compartimos la trinchera en esta guerra”, afirma Daniel Berrocal Fernández, higiniesta empleado en un centro de salud del madrileño barrio de Salamanca.

“Nos dijeron que a los 1.500 refuerzos de Atención Primaria nos renovaban con carácter general, pero los que tienen estamento de técnicos superiores o licenciados, que no somos enfermería o auxiliares, seremos todos cesados”, advierte Daniel. “Ante la saturación, intento poner los filtros para reducir la presión, pero la verdad es que estamos todos sobrecargados y no llegamos. No hay suficiente personal, las matemáticas no mienten”, explica.

La Comunidad de Madrid comunicó a los cinco sindicatos presentes en la Mesa Sectorial de Sanidad la intención del Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso de no renovar a la mitad de los 11.300 contratos de refuerzo Covid-19 que expiran el 31 de diciembre.

También puedes leer —  Una recuperación centrada en las personas

Según fuentes sindicales, la intención es que, una vez venza el plazo del 31 de diciembre, cesen los refuerzos y alrededor del 45% pase a formar parte de la plantilla. Los sindicatos recuerdan que los servicios madrileños presentan un déficit de plantillas histórico, cronificado y muy importante

El Ejecutivo regional habla de nuevas plazas que, en caso de no estar autorizadas a fecha 1 de enero de 2022, tendría que volver ser eventuales, hasta que Hacienda autorice los nombramientos de los interinos.

Hasta el momento, “la gran mayoría de los pacientes colabora con el personal de los centros de atención primaria, aunque se nota el hartazgo ante las demoras y la pérdida de calidad del servicio por la falta de recursos”, reconoce Daniel Berrocal Fernández.

No obstante, ha vivido, en el año largo que lleva desempeñando esta labor en dos centros diferentes de la ciudad de Madrid, algún que otro episodio desagradable: “Me han insultado y amenazado y han llegado a empujarme”, lo que entiende como fruto del clima en el que se presta la atención sanitaria. “No importa el barrio en el que esté, cuando se trata de salud, más en una pandemia, las personas quieren ser bien atendidas y exigen respuestas del sistema sanitario” afirma este higiniesta de formación ahora dedicada a combatir la pandemia.

 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?