Una investigación revela la necesidad de un cambio urgente en el modelo de cuidados

Una investigación revela la necesidad de un cambio urgente en el modelo de cuidados
El informe, en la que participan 10 universidades del país, analiza el impacto de la crisis sanitaria entre las cuidadoras y los cuidadores de personas mayores y dependientes, y revela la necesidad de un cambio urgente en el modelo de cuidados. Será presentado públicamente el próximo jueves 16 de diciembre a las 18h, en la sala Trece Rosas de Comisiones Obreras de Madrid.

La COVID-19 ha puesto de manifiesto la fragilidad del sistema de cuidados y ha tenido un fuerte impacto en las personas que cuidan, en su gran mayoría mujeres, en muchos casos dejando incluso secuelas físicas y psicológicas. Esta es una de las constataciones de la investigación El cuidado importa: Impacto de género en las cuidadoras y en los cuidadores de personas mayores y dependientes en tiempos de la Covid-19, impulsado por la Universitat Rovira i Virgili y dirigido por Dolors Comas.

La investigación pretende visibilizar y reconocer al cuidado social, escasamente valorado, desarrollado especialmente por mujeres. El trabajo de campo se desarrollado mediante entrevistas y el testimonios de las personas que estuvieron en primera línea, analizando de qué forma afrontaron los peores meses de la crisis del coronavirus. Aborda distintos ámbitos de los cuidados como el familiares, la atención a domicilio, el trabajo del hogar y los cuidados, los centros residenciales y las iniciativas comunitarias, sectores todos ellos golpeados con especial dureza durante los primeros meses de la pandemia. También recoge la valoración de representantes y trabajadoras de todo el sector, sindicatos, representantes políticos y organizaciones empresariales.

Para los investigadores, este informe tiene una motivación social y política transformadora y sus conclusiones instan a ahondar en una democratización del cuidado social. Se aborda la urgencia de un cambio de modelo de atención a los cuidados, partiendo de una visión amplia acerca de lo que significa cuidar. Además, a través de la recopilación de testimonios se evidencia la necesidad de un cambio y mejora radical de las condiciones de empleo. El propio sistema se sostiene en injusticias de género y desigualdades sociales, según apunta la investigación.

Situaciones límites y precarización

El informe señala la feminización de los cuidados tanto en el ámbito familiar como en el laboral. Durante el duro confinamiento, el cierre de centros de día, colegios o la saturación de los servicios sanitario, tuvieron como consecuencia el aumento de las tareas de cuidado en los hogares, que repercutieron especialmente en las mujeres con “un esfuerzo extraordinario para poder afrontar al mismo tiempo el teletrabajo, el cuidado de los hijos o el cuidado de los adultos dependientes”. Como señala el informe, “el cuidado familiar desbordó a las cuidadoras, que además debían lidiar a diario con el miedo a la pérdida, al contagio y al aislamiento”.

También puedes leer —  Ni un muerto más

En el ámbito laboral, el sector del cuidado social está integrado por alrededor de 684 mil personas trabajadoras, de las cuales, el 95,5% son mujeres y el 51,6% mujeres migrantes. Asimismo, el 19,9% de las mismas son auxiliares de enfermería en residencias, el 13,5% son cuidadoras y auxiliares de los servicios sociales sin alojamiento y el 66,3% trabajan contratadas como empleadas de hogar en el servicio doméstico, según datos de la EPA, 2020.

El informe señala que las cuidadoras en residencias sufrieron sobrecarga de trabajo y falta de equipos de protección. Desempeñaron tareas para las que no estaban formadas, tuvieron que lidiar con protocolos cambiantes por parte de las Administraciones y dar respuesta a los fallecimientos que se producían en los centros, “para lo que no estaban preparadas”.

En lo que se refiere a las trabajadoras del hogar, la pandemia ha precarizado “todavía más si cabe sus condiciones de trabajo”, con jornadas extenuantes, siendo obligadas a confinarse con las personas que cuidaban; sin acceso a ayudas, ni prestaciones ni derechos –un gran porcentaje trabajan sin contrato laboral–, provocando en ellas daños psicológicos, físicos y emocionales.

Presentación pública

El próximo 16 de diciembre a las 18 h, en la sala Trece Rosas de Comisiones Obreras de Madrid (C/ Lope de Vega, 38), se realizará el acto de presentación pública de la investigación en el que participarán su directora, Dolors Comas; Sílvia Bofill-Puch, investigadora y coordinadora del informe; Luis Barriga, director general del IMSERSO; Toni Morillas, directora del Instituto de las Mujeres; Rosa Serna, trabajadora de una residencia y delegada sindical de CCOO; Carolina Elías, presidenta de Servicio Doméstico Activo; y Victoria Lerroux, cooperativista de Trabensol.

Este proyecto, cuyo acrónimo es CUMADE, ha sido financiado por el Fondo SUPERA-COVID y en él han participado la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidade da Coruña, Euskal Herriko Unibertsitatea, Universitat de Barcelona, Universitat Rovira i Virgili, Universitat de València, Universidad de Murcia, Universidad de Granada y Universidad de Zaragoza.

 

2 thoughts on “Una investigación revela la necesidad de un cambio urgente en el modelo de cuidados

Comments are closed.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?