¿Repensando el trabajo?

¿Repensando el trabajo?
Foto | SHUTTERSTOCK
El hecho: desde abril de 2021 hasta la fecha, más de 24 millones de norteamericanos han renunciado a su empleo de manera voluntaria.

A partir de aquí todas las alarmas se disparan, todas las universidades estadounidenses comienzan a investigar el fenómeno, se ponen manos a la obra para indagar a golpe de encuesta y voluntarios para la causa, el porqué de una situación tan insólita con tendencia a seguir creciendo.

No exagero, todos y todas sabemos lo que les gusta un estudio, entre más insólito mejor. En el caso que nos ocupa, sí podemos coincidir en la necesidad de analizar este hecho, aunque no tengamos claro si la motivación es el interés en ahondar en cómo se ha llegado a esta situación o es una cuestión meramente justificativa de las partidas que las universidades asignan a la investigación y desarrollo. Sea cual sea el motivo, sintonizamos en la curiosidad por desentrañar este extraño hecho y lo que ha provocado tales renuncias.

Pero primero, por supuesto, hay que asignarle un nombre, en este caso se la ha denominado, la «Gran Dimisión» (1), ¡no iba a ser pequeña para los yanquis! Una vez hecho el etiquetado, observan que el perfil resultante es una persona entre 30-45 años, mayoritariamente mujer, empleada en el sector del ocio, la cultura, hoteles, restauración, servicios temporales y administrativos, aunque el grueso de las dimisiones se concentran en el sanitario y el tecnológico. Además un tercio de esos trabajadores y trabajadoras tenían su empleo en más de 4.000 multinacionales.

Supongo que irían de asombro en asombro ante las estadísticas, porque aunque solo representara el 7% de su población activa, las demandas de contratación se iban acumulando sin que nadie respondiera a ellas, llegándose a más de 11 millones de empleos sin cubrir.

También puedes leer —  Más Francisco y Arizmendiarrieta

Esta anomalía en el mercado laboral del país más neoliberal, no siendo novedosa, sí sorprende por las proporciones que ha alcanzado, superando su récord histórico.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?