La Iglesia española expresa su “decepción” con el Pacto de Migración y Asilo de la UE

La Iglesia española expresa su “decepción” con el Pacto de Migración y Asilo de la UE
Foto | Antonio Cansino en Pixabay
La Conferencia Episcopal Española expresa su rotunda “decepción ante una oportunidad perdida para mejorar políticas y leyes vigentes respecto a la acogida y protección de migrantes y refugiados en Europa” y lamenta la falta de una visión integral centrada en la persona y el bien común.

La nota de la Iglesia española, firmada por los obispos de la Subcomisión Episcopal de Migraciones y Movilidad humana, muestra su “decepción” al acuerdo político entre las distintas instituciones de la UE denominado Pacto de Migración y Asilo.

Los obispos denuncian la ausencia en el pacto de “la visión integral centrada en la persona y el bien común”, sino la voluntad política acordada por los gobiernos de mayor dureza, control y externalización de las fronteras.

Entre las preocupaciones expresadas por la Conferencia Episcopal, “los medios y prácticas que este Pacto quiere legitimar”, destaca la posibilidad de permitir la detención de niños a partir de los 6 años, la aceleración de los procedimientos de asilo en detrimento de un análisis profundo de cada solicitud, y la propuesta de una solidaridad a la carta entre países miembros.

Inquietud que se extiende a la intención de la UE de reforzar los sistemas de identificación con datos biométricos, así como la confusión en el uso de conceptos jurídicos indeterminados como “crisis” o “instrumentalización”, que podrían dar lugar a interpretaciones sesgadas, “destinar dinero a gobiernos de terceros países sin garantías de que en ellos se respeten los derechos humanos”, expresan.

La Iglesia española considera que no se aborda de manera rigurosa otras alternativas, tampoco las propuestas de la comunidad eclesial y de otros actores sociales a nivel de la UE. En este sentido Plantea que en lugar de “excusarse en el “efecto llamada'”, se debería trabajar para prevenir guerras y hambrunas, fomentando el desarrollo en las poblaciones locales y centrando la atención en los “efectos salida”.

También puedes leer —  Nuevo Círculo de Silencio en Madrid

En lugar de “agitar el miedo al migrante con fines electoralistas”, apelar a la verdad y a los valores humanos o religiosos. Finalmente, “en lugar de justificarse en la lucha contra las mafias” propone invertir en la creación de vías legales y seguras para una migración ordenada, estableciendo corredores humanitarios cuando sea necesario y coordinando políticas entre las diferentes administraciones y países.

 

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?