Schneider Electric anuncia el cierre definitivo de su planta de Griñón (Madrid)

Schneider Electric anuncia el cierre definitivo de su planta de Griñón (Madrid)
La dirección de Schneider Electric el cese de actividad de su planta de Griñón (Madrid), a pesar de la intensa y prolongada movilización de su plantilla desde hace más de dos años. La representación de los trabajadores reclama el mantenimiento del empleo y la continuidad de una actividad estratégica para la industria de la zona.

La fábrica, con más de 50 años de trayectoria, anteriormente en manos de Cabimetal, produce tecnología puntera para la distribución de energía eléctrica, tanto para obras públicas como privadas, con muy buenos resultados. La plantilla llevaba meses reclamando una solución para esta fábrica, con huelgas, concentraciones, a las que ha acudido una representación de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de la diócesis de Getafe, y encuentros con autoridades políticas, tanto estatales, como autonómicas y locales, dada la importancia de la fábrica dentro del tejido industrial de la región.

Como parte de su plan estratégico, la dirección de la multinacional con sede en Francia lleva desde 2018 reorganizando su producción, lo que ha supuesto para la planta de la localidad madrileña la pérdida de varias líneas de producción, que han supuesto la reducción progresiva de plantilla.

Schneider opera en España, a través de varias firmas, como Schneider Electric España, Schneider Electric IT Spain o Manufacturas Eléctricas. El grupo posee siete plantas en nuestro país, incluida la de Griñón repartidas por Barcelona, Valencia, Navarra y Bizkaia. En 2021, la firma acometió un ajuste de empleo en Madrid con prejubilaciones, bajas incentivas y cincos despidos”, que redujeron el número de personas trabajadoras de 256 a poco menos de 200.

La decisión de trasladar la producción de una celda de reparto de media tensión a otro centro italiano ha sido el mazazo final que ha dejado sin futuro a la planta, a pesar de tratarse de una planta “rentable, productiva y con una plantilla muy formada”, la actividad irá disminuyendo a lo largo de 2024 hasta poner punto final a mediado de 2025.

También puedes leer —  Denuncia a Amazon por desentenderse de un trabajador que sufrió una parálisis en su almacén de Murcia

Las 193 personas empleadas directamente en Griñón perderán sus puestos de trabajo, por lo que CCOO ha denunciado que la decisión, dada a conocer el pasado 19 de diciembre, muestra “la absoluta falta de compromiso y de corresponsabilidad de Schneider con sus plantillas, que llevan tiempo luchando para el mantenimiento de sus puestos de trabajo”, a la vez que advierte de que “las laxas y poco concretas medidas de acompañamiento que la empresa esboza demuestran una vez más un cinismo y falta de sensibilidad sin precedentes”.

Para el sindicato, “el cierre no tiene ninguna razón de ser, porque Griñón es una planta rentable, productiva y con una plantilla muy formada, dentro de uno de los sectores más estratégicos del país”. la organización sindical ya ha anunciado su intención de continuar con la movilización, hasta encontrar una solución que conlleve empleo para las plantillas y actividad en la zona.

La organización de los trabajadores ha pedido la intervención de los responsables públicos al entender que se trata de una empresa clave para la transición digital y energética del país, como por otra parte, se encarga de repetir el presidente del grupo en España.

 

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?