Igor Mena, secretario general de CCOO Bridgestone España: «Estoy descorazonado, para mí, el desacuerdo es un fracaso»

Igor Mena, secretario general de CCOO Bridgestone España: «Estoy descorazonado, para mí, el desacuerdo es un fracaso»
La multinacional japonesa Bridgestone, dedicada a la producción de neumáticos, ha mantenido durante un mes un intenso proceso de negociaciones relativas al expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) en las fábricas de Burgos, Basauri, Usansolo y Puente San Miguel.

Finalmente, Bridgestone aplicará un ERTE en sus plantas españolas que afectará a más de 1.000 trabajadores el próximo año.

Las cuatro fábricas españolas de Bridgestone dejarán de producir 267 días en 2024.

El comité intercentros de Bridgestone ha tenido 15 días para estudiar un informe de 100 páginas de la empresa donde explicaban las razones y las condiciones del ERTE. «Ha habido poco margen, ha sido un período estresante, quizá uno de los momentos más difíciles que he vivido», expresa Igor Mena, mecánico de maquinaria industrial de Bridgestone Basauri y secretario general de CCOO Bridgestone España.

Después de varias reuniones, los sindicatos han decidido no aceptar la propuesta empresarial y han comunicado a los trabajadores la decisión.

Igor Mena lamenta que no han sido «capaces de generar y trasmitir certezas, tranquilidad y que los mensajes llegaran a todos los trabajadores. Estoy descorazonado, para mí, el desacuerdo es un fracaso de todos, de sindicatos y empresa».

La representación sindical del grupo está compuesta por cuatro sindicatos: CCOO y UGT –con cuatro representantes cada uno–, el Bloque Unificado de Trabajadores de Bridgestone (BUB) –tres miembros– y el Sindicato Independiente de Trabajadores de Bridgestone (SITB), con dos sindicalistas. Todos califican la medida propuesta por parte de la empresa de «sorprendente» y la vinculan a la negociación del próximo convenio. Mena declara que CCOO no se oponen al planteamiento de ruptura del resto de sindicatos sin embargo vemos que «no es el momento, no tenemos fuerza para mantener una confrontación y tampoco hay una estrategia clara por parte de los sindicatos del no».

Vamos a un escenario de
intranquilidad, justo lo contrario
a lo que la plantilla ha pedido. La vida
está cara para todos y cualquier medida
va a tener un impacto en las familias

Son ya 27 años en la empresa y recuerda que, cuando era un operario sin responsabilidad sindical, escuchaba como se pedía, por parte de los trabajadores, serenidad y seguridad, sin embargo, «vamos a un escenario de intranquilidad, justo lo contrario a lo que la plantilla ha pedido. La vida está cara para todos y cualquier medida interna que se implante va a tener un impacto en las familias».

Mena vaticina que se perderá un 20% de poder adquisitivo en un escenario sin acuerdo, «si lo comparamos con la primera propuesta que nos ofreció la empresa».

En opinión de Mena, el resto de sindicatos se han enrocado en una dificultad del informe técnico. En este documento, la empresa, según el BUB, apuntaba a la necesidad de poder tener las manos libres para despedir el año que viene, si la situación no mejoraba. CCOO, por su parte, hubiera sido partidario de negociar un poco más «porque la gente necesita tranquilidad y el dinero es el dinero. Pienso que vamos a ir a un escenario económico bastante peor».

También puedes leer —  A la luz de la esperanza

«Todos hemos visto como, desde mayo, la empresa no sustituía las bajas laborales, ni las maternidades y percibíamos un descenso de la producción de entre un 25-30%».

Igor Mena nos confiesa que cuando habla de empeoramiento le vienen recuerdos de rostros de compañeros de trabajo. «Te cuentan sus problemas. Sabes que algunos trabajadores lo han pasado mal y cuando se les consigue ayudar recibes un sentido agradecimiento».

Valora especialmente la solidaridad entre las plantas y compañeros de Vizcaya, Burgos y Cantabria, a pesar de que las dimensiones son muy diferentes y las aplicaciones del ERTE también serán diversas. Existen diferencias importantes entre plantas. Por ejemplo, en Usansolo (Vizcaya) trabajan 43 personas, en la planta de Bridgestone en Puente San Miguel (Cantabria), 426 trabajadores, 890 de Basauri y en Burgos 1.400.

El futuro no se presenta fácil, dice Mena, «pero me sostiene mi vocación de ayudar y mi pensamiento de cómo entiendes la presencia en el mundo, con unos valores y sentimientos. En momentos de inquietud, si no olvidas esto, podrás continuar con tu labor sindical».

El contexto

La prensa económica habla de la incertidumbre económica, los bajos pedidos y, sobre todo, la competencia low cost procedente de Asia son los motivos que impactan en el negocio de los fabricantes tradicionales de neumáticos.

El ERTE recoge que la aportación al Fondo de Pensiones no se verá afectada, las vacaciones se continuarán devengando (no se perderán, a pesar de estar en ERTE) y se garantiza a los trabajadores mayores de 55 años incluidos en el ERTE que la empresa realizará las cotizaciones necesarias para que no se vean afectados en caso de jubilación anticipada.

El ERTE afectará a 890 trabajadores de la fábrica de Basauri (Vizcaya), que se cerrará durante 75 días. En el caso de la también vizcaína planta de Usansolo, la medida se aplicará durante 56 días y tendrá efecto en una plantilla de 43 personas.

La planta de Burgos, que cuenta con una plantilla de 1.455 personas, cerrará durante 19 días, por lo que será la sede menos afectada, mientras la planta de Puente San Miguel, en Cantabria, que cuenta con una plantilla de 426 personas, cerrará 117 días.

 

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?