Comienza la negociación de una nueva regulación de coeficientes reductores de la edad de jubilación en actividades penosas

Comienza la negociación de una nueva regulación de coeficientes reductores de la edad de jubilación en actividades penosas
El diálogo social en materia de Pensiones y Seguridad Social comienza a negociar una nueva regulación para establecer los coeficientes reductores de la edad de jubilación en actividades penosas o peligrosas

En la reunión mantenida este lunes por la mesa del diálogo social sobre Pensiones y Seguridad Social, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, ha presentado un borrador a UGT, CCOO, CEOE y CEPYME en el que se propone una nueva regulación para establecer los coeficientes reductores de la edad de jubilación en actividades penosas o peligrosas. Un aspecto fundamental para la jubilación anticipada por razón de la actividad, expresado en el artículo 206, de la Ley General de la Seguridad Social.

Esta propuesta pasa por tener en cuenta, entre otros factores, la incidencia, persistencia y duración de los procesos de baja laboral, así como las incapacidades permanentes o fallecimientos que se puedan causar, según fuentes de la negociación que está en fase preliminar y técnica.

El objetivo es regular el procedimiento general para el establecimiento de coeficientes reductores a fin de anticipar la edad de jubilación en función de los requerimientos físicos o psíquicos exigidos para su desempeño, así experimenten un elevado índice de morbilidad o siniestralidad a partir de una determinada edad o que ocasionen secuelas que den lugar a elevados índices de morbilidad o mortalidad como consecuencia de contingencias profesionales.

En este sentido, Unión General de Trabajadoras y Trabajadores (UGT) ha pedido que las personas que tienen condiciones de trabajo más débiles y que realizan empleos más precarios también tengan acceso a los requisitos de la nueva regulación que se está negociando.

“No se puede impedir que las mujeres trabajadoras en sectores con condiciones muy precarias y muy dolosas para su salud vean dificultada su posibilidad de acceder a la jubilación anticipada”, ha defendido la secretaria confederal de UGT, Patricia Ruiz, en declaraciones realizadas al finalizar la reunión.

En los próximos días, la mesa de diálogo social volverá a reunirse para compartir las aportaciones y comentarios de los sindicatos y los empresarios a la propuesta del Gobierno.

Incapacidad temporal

Otras de las materias tratadas ha sido la implicación de las Mutuas en la Incapacidad Temporal, un aspecto recogido en el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC). En este tema que tuvo cierta polémica por los bulos alimentados para indicar que se estaba avalando la privatización de la salud a través de las mutuas o el control del absentismo.

Este acuerdo cita literalmente que los firmantes afrontan “la necesidad de analizar, en cada uno de los ámbitos de actuación, la evolución de los indicadores de incapacidad temporal derivada de contingencias comunes y para establecer medidas de actuación que mejoren la salud de las personas trabajadoras y logren reducir la frecuencia y duración de dichos procesos, entre otros tratando de realizar un mejor aprovechamiento de los recursos de las Mutuas colaboradoras de la Seguridad Social sin modificar las actuales competencias de los servicios públicos de salud y con plena libertad de la persona trabajadora, para lo que instamos a las administraciones competentes en la materia”.

Conviene recordar que la patronal pretende que las mutuas puedan supervisar las bajas por enfermedad común, para agilizar las altas. Pero las organizaciones de trabajadoras y trabajadores se remiten a la literalidad del acuerdo, que habla de de “analizar” y “estudiar” la situación, así como a reforzar las actuaciones para proteger la salud de las personas trabajadoras y así reducir el  número de procesos y su duración, incluido el seguimiento y evaluación de dichas actuaciones.

En concreto, el AENC insta a los ámbitos de diálogo social tripartitos a “analizar la incapacidad temporal por contingencias comunes, que incluya el seguimiento de las causas, la incidencia y duración de los procesos. Estudiar el impacto que la respuesta del Sistema Nacional de Salud, en cada uno de los ámbitos, tiene en los procesos de IT”, y “establecer líneas de actuación dirigidas a proteger la salud de las personas trabajadoras y así reducir el número de procesos y su duración, incluido el seguimiento y evaluación de dichas actuaciones”.

Desde el Ministerio han indicado a los agentes sociales que buscarán trasladar la propuesta recogida en la AENC, con el objetivo de facilitar la recuperación óptima de la salud de los trabajadores y las trabajadoras.

 

¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?