Más fácil morir de cáncer que quemarte

Más fácil morir de cáncer que quemarte
Foto: Matt C (unsplash)

El dato

En 2023, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), organismo dependiente de la OMS, publicó un informe monográfico sobre el riesgo de exposición de la profesión de bombero (o bombera) a agentes cancerígenos. El documento clasifica esta actividad profesional como «carcinogénica para humanos, grupo 1». Suena realmente mal, pero no tanto como cuando averiguas qué significa. Básicamente, lo que la IARC nos está diciendo es que esta profesión tiene un montón de papeletas para sufrir cáncer de pulmón, piel, colon, testicular o de próstata en caso de los hombres, mesotelioma, melanoma maligno, tumor cerebral, leucemia, diversos linfomas… y un largo etcétera que te voy a ahorrar.

Todo esto es debido, entre otras cosas, a la exposición a diversos productos, liberados por muchos materiales al entrar en combustión.

Es decir, si te dedicas a esto, es más fácil morir de cáncer que quemarte.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí

 

También puedes leer —  Los sindicatos recuerdan a las empresas su obligación de prevenir los accidentes laborales por frío
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?