Creedme

Creedme

Creedme (miniserie de TV)
Director: Susannah Grant, Michael Chabon, Ayelet Waldman (creadores), Lisa Cholodenko, Susannah Grant, Michael Dinner
Nacionalidad: EEUU
Intérpretes: Toni Collette, Merritt Wever, Kaitlyn Dever
Estreno: 2019

Este mes recomendamos la miniserie de ocho capítulos de Netflix Creedme, basada en un interesante reportaje de investigación premiado con el Pulitzer: An Unbelievable Story of Rape. Una serie dura, pero sin duda una de las producciones de éxito de la plataforma basada en la historia real de Marie Adler, una joven que fue violada con 18 años y que, tras denunciarlo a la policía y tras largos interrogatorios su testimonio fue puesto en duda, su caso archivado e incluso sufrió una denuncia en su contra.

La miniserie no solo se centra en la historia de Marie, sino también en la meticulosa investigación que hicieron las dos mujeres inspectoras para descubrir a un escurridizo violador en serie que tenía el mismo patrón en sus ataques que el violador de Marie, aunque la conexión con este caso no se descubre hasta el final. Las inspectoras Grace y Karen llevarán a cabo una investigación exhaustiva que dejará en evidencia la actuación de los policías encargados del caso de Marie. Puede que parezca una historia más de policías y crimen, pero no lo es. No solo porque las interpretaciones son excelentes y es un caso real, sino porque la serie trata con sumo cuidado el tema de las violaciones, sin grabar escenas morbosas y centrado en los recuerdos recurrentes de las víctimas. Por eso es muy dura, pero necesaria. Además muestra la falta de formación y de delicadeza de las fuerzas de seguridad para tratar a las víctimas de las violaciones, la dificultad de realizar las denuncias y el trauma psicológico de las víctimas a corto y largo plazo. Otro de los aspectos novedosos de la serie es cómo nos muestra que realmente no hay un patrón único de reacción en las víctimas, y por eso no se puede juzgarlas porque no reaccionan como normalmente se piensa que harían o como nosotras lo haríamos.

Por otro lado, uno de los aspectos más interesantes de la serie es ver cómo se implican las inspectoras, en contraste con los hombres del departamento de policía que llevó el caso de Marie. Cómo se centran en su trabajo, sin dejar ningún cabo suelto y cómo son capaces, a pesar de tener personalidades diferentes, de trabajar unidas junto con sus equipos para encontrar al violador. Nos dan una lección de trabajo, coordinación, conciliación familiar e incluso de fe. Una fe en diálogo en unas circunstancias difíciles. La detective Karen es creyente, profundamente creyente. Grace, sin embargo es agnóstica, pero respeta la fe de Karen y tienen diálogos muy interesantes durante la película. Impresiona especialmente la escena en la que hablan de cómo es posible tener fe en un mundo en el que hay tanto mal y cómo ella, estando en contacto con ese mal diariamente, con violaciones, asesinatos, maltratos… es capaz de seguir teniendo fe. Pero Karen se siente enviada por Dios para una misión, como el profeta Isaías, cuando Dios pregunta: «¿A quién voy a enviar?». Como Isaías responde: «Envíame a mí, yo seré tu mensajero».