La improvisación política empeora el trabajo de acogida y la situación de las personas migrantes

La improvisación política empeora el trabajo de acogida y la situación de las personas migrantes
Foto | Ángel Medina, EFE

Comisiones Obreras y la Red de Migrantes con Derechos de Canarias denuncian la falta de coordinación entre Administraciones, que se une a la escasez de trabajadores y trabajadoras y a las carencias de seguridad por la COVID-19, en un momento de un fuerte aumento de la presión migratoria.

La situación migratoria requiere poner en marcha medidas que mejoren y refuercen los servicios públicos que atienden a las personas migrantes. Se trata de mejorar las condiciones de trabajo de quienes están en primera línea, y de respetar la dignidad y los derechos humanos de las personas migrantes.

Infraestructuras y servicios

El fuerte aumento de los procesos migratorios en Canarias debe suponer “una mayor dotación de personal en todos los niveles –salvamento, personal en los centros de acogida, en las oficinas de extranjería, policía, etc.–, sino también con recursos estructurales como infraestructuras y servicios”, señalan desde el sindicato. La improvisación y a la saturación, que se denuncia, penaliza tanto a las trabajadores que atienden y acogen como a las personas migrantes.

Hacinamiento

Recientemente la Red de Migrante con Derechos en Canarias, ha denunciado el hacinamiento «en condiciones infrahumanas» de personas migrantes en el muelle Arguineguín de Las Palmas. Esta Red reclama al Gobierno “un sistema de acogida digna y eficaz, respetuoso con los derechos humanos”; una mayor “corresponsabilidad y coordinación de todas las administraciones” y el incremento de recursos para “la atención a las personas que llegan a nuestras islas, especialmente a las más vulnerables”, teniendo en cuenta “la condición de género y edad de las personas” que llegan.

Política proactiva y planes eficaces

La atención humanitaria adecuada necesita disponer de un personal “de refuerzo continuo para llevar a cabo los servicios de salvamento con plenas garantías” de seguridad y protección tanto para las trabajadoras y los trabajadores como para las personas migrantes. Es imprescindible una Administración “más ágil”, con recursos complementarios y el “reconocimiento del trabajo de estos profesionales”, señalan fuentes sindicales. Por otro lado, en los centros de atención a personas migrantes, tanto adultas como menores, es necesario más personal y un sistema que permita cubrir las bajas por enfermedad. Actualmente, con la situación de COVID, se reclaman “protocolos claros y dotados de medios que sirvan para prevenir los contagios, saber cómo realizar los aislamientos, contar con equipos de protección, etc”.

Situación insostenible en las oficinas de Extranjería

Al mismo tiempo, se detectan graves problemas en las Oficinas de Extranjería que dependen del Gobierno de España. Una crónica falta de personal y de organización que dificulta la necesaria respuesta a estas tareas. Además, existe un “acumulado” de plazos por motivo del estado de alarma de la primavera que se suman a los nuevos trámites. Una situación “totalmente insostenible y ha conducido a un colapso del servicio que hace que hayan proliferado mafias que hacen negocio con el acceso de la ciudadanía al precario sistema de citas previas de Extranjería”.

 

One thought on “La improvisación política empeora el trabajo de acogida y la situación de las personas migrantes

Comments are closed.