Violación de derechos fundamentales

Violación de derechos fundamentales

Salud y seguridad en el trabajo

La Confederación Sindical Internacional (CSI) condena que, pese a que la Declaración del Centenario de la OIT apuntaba en esta dirección, los representantes de los empresarios y algunos gobiernos se nieguen a permitir que la OIT concrete el reconocimiento de la salud y la seguridad en el trabajo como un derecho fundamental.

En ese sentido la CSI recuerda que 2,3 millones de personas mueren cada año a causa de accidentes y enfermedades laborales, y que muchas más resultan gravemente heridas o padecen enfermedades crónicas derivadas de sus condiciones de trabajo. La CSI considera que el derecho fundamental a la salud y seguridad en el trabajo es una piedra angular del nuevo contrato social que el mundo necesita urgentemente.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí