Entidades obreras cristianas de Cataluña piden igualdad, participación y redistribución

Entidades obreras cristianas de Cataluña piden igualdad, participación y redistribución
Movimientos y colectivos obreros cristianos de Cataluña y Baleares, entre los que se encuentra la HOAC, junto con la distintas realidades diocesanas de Pastoral Obrera, en este 8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora, reivindican medidas y políticas “para la igualdad de oportunidades, de participación y redistribución en los ámbitos laboral, político, social y familiar, que favorezcan a mujeres y hombres por igual”.

Tras constatar que la pandemia ha hecho “más presente” las diferencias en el ámbito aboral, sociopolítico, eclesial…, que sufren las mujeres en todo el mundo, afirman que en el cambio de etapa en que el estamos inmersos, “las mujeres jugamos un papel importante”.

Según el comunicado que han hecho público, “estas desigualdades de género, se sustentan en la sociedad capitalista y, al mismo tiempo, machista y patriarcal, y agravan más durante los contextos de crisis, en que las mujeres, como población vulnerabilizada y desprotegida socialmente, vemos mermados nuestros derechos y empeoradas nuestras condiciones de vida”.

Si bien, reconocen que “en la Iglesia se van dando pasos para avanzar hacia la igualdad, no obstante, aún hay una invisibilización de las mujeres en la estructura y organización eclesial, una falta de reconocimiento de la labor de muchas mujeres que hemos trabajado silenciosamente y humilde, mujeres que hemos creado comunidad, que hemos hecho Iglesia”.

Las organizaciones ACO, GOAC (HOAC), JOC, MJAC, y los colectivos de curas obreros, religiosos y religiosas en barrios obreros y populares, más las delegaciones de Pastoral Obrera reivindican, además, “la presencia de la perspectiva de género y los valores de cuidado y atención esté presente en todas las medidas, acciones y políticas públicas que surjan, pero también el acceso de la mujer “a los espacios de responsabilidad, liderazgo y representación” de Iglesia.

Igualmente expresan su apoyo a Col·lectiu de Dones en l’Església y Alcem la Veu y agradecen “la sororidad de muchas otras mujeres que han hecho posible, con su lucha por la igualdad entre mujeres y hombres y la lucha feminista, que hoy seamos más fuertes y libres”.

Concluyen declarando que “la liberación de la mujer es también la liberación de la sociedad; Y esto será posible con una lucha compartida de mujeres y hombres”.