Trabajadores cristianos de Jaén, ante el abandono de Linares, llaman a proteger el trabajo decente

Trabajadores cristianos de Jaén, ante el abandono de Linares, llaman a proteger el trabajo decente
Foto | Francisco Gaitán
Junto al obispo de la diócesis, han manifestado su dolor y preocupación ante la “marginación secular” que vive la provincia, manifestada con crudeza en la situación de Linares, la ciudad con más paro de España.

La decisión final de instalar la base logística del Ejército de Tierra fuera de Jaén, junto al cierre de empresas emblemáticas como El Corte Inglés y Zara, no ha hecho sino ahondar en la sensación de abandono y declive de Linares, antaño un polo de gran actividad industrial, primero gracias a sus minas y después a la emblemática fábrica Santana.

Los altercados tras la detención de dos agentes de policía, implicados en una reyerta callejera, han sido interpretados, por algunos sectores, como uno de los síntomas del gran malestar social que viene incubando la población jienense.

Iglesia comprometida

El obispo de Jaén, Amadeo Rodríguez, ha manifestado “su apoyo y el de la Iglesia de Jaén a la ciudadanía y a todos los actos e iniciativas que tengan como fin luchar contra el abandono de la provincia jiennense en su particular historia de marginación secular”.

El Secretariado Diocesano de Pastoral Obrera y la HOAC también han expresado en un comunicado su dolor y tristeza ante los recortes laborales y sociales que padece Linares, la ciudad de más de 50.000 habitantes que más paro tiene de España, con un 30,9%, frente al 26,2% en Andalucía y el 16,2 en España; y una pérdida de población en los últimos años que ronda las 5.000 personas. “Nos preocupa que no se esté dando una respuesta clara desde las distintas administraciones para ir mejorando la situación socio-económica de Linares”, así como el hecho de “que los jóvenes vivan un futuro incierto y tendrán que emigrar a otros pueblos y ciudades, si no lo evitamos”, afiman.

Proteger el derecho al trabajo decente

También insisten en que “no podemos ni debemos dejar a este ‘pueblo minero’ enterrado en la mina”, ni se puede “dejar que nadie robe la esperanza al pueblo de Linares”, por lo que piden “continuar unidos defendiendo con valentía, la justicia y la dignidad de las personas trabajadoras” y hacen suyas las palabras del papa Francisco cuando dice: “Proteger el derecho al trabajo decente precisa de un cambio de paradigma, pensar el trabajo desde las personas y no desde la dimensión puramente productiva y económica”.

Por su parte, el titular de la diócesis ha apelado a todas las Administraciones para que, alejadas de cualquier color político, trabajen juntas por una provincia, la de Jaén, “que sufre una situación de paro, falta de infraestructuras y desmantelamiento de industrias y servicios que nos sitúan a la cola de España”. A la vez, que cree necesario buscar soluciones para los cientos de jiennenses que sufren una crisis económica, laboral y de desatención desde hace décadas.

Los trabajadores cristianos reiteran su compromiso de “colaborar a un cambio cultural, en la forma de sentir, pensar y actuar, para avanzar en solidaridad, superando el individualismo que nos destroza como personas… “¡En el mundo del trabajo, la comunión debe ganar a la competición!”, como subraya Francisco.