Las ONG canarias se solidarizan con los migrantes frente a los brotes xenófobos

Las ONG canarias se solidarizan con los migrantes frente a los brotes xenófobos
Las organizaciones no gubernamentales (ONG) mantienen activa la solidaridad con los migrantes africanos que han llegado a Canarias huyendo del hambre y la guerra en búsqueda de una alternativa personal y para sus familias. Queda atrás la utilización política de la ultraderecha que han alentado durante días la xenofobia.

Sin embargo, EntreMares y el Secretariado Diocesano de Migraciones advierten, además, de que quienes más sufren y viven en exclusión son los inmigrantes latinoamericanos, que han visto su situación agravada durante la pandemia.

“La realidad de venezolanos, cubanos, colombianos y de otros países latinoamericanos es más grave y pocas ONG, todavía menos, las instituciones públicas, la están teniendo en cuenta”, señala una portavoz de la Asociación Cultural EntreMares de Fuerteventura, pese a que no es noticia mediática. “Poco más del 4% de los migrantes llega en cayucos o pateras, pero más del 80% han venido por avión de Latinoamérica y muchos son canarios retornados que se fueron en tiempos de crisis en las islas”, añade.

“EntreMares también denunciamos la falta de respeto a los derechos de los migrantes africanos, la acogida institucional indigna que se realiza, las consecuencias mortales de la Ley de Extranjería y estamos convencidos de que la población canaria no es xenófoba, más bien lo son las acciones puntuales de partidos de ultraderecha”. Esta asociación, que lleva trabajando en Fuerteventura desde hace siete años, lamenta “el desconocimiento que tienen las ONG sobre la realidad migratoria latinoamericana, que es mayoritaria en Canarias. Este colectivo que vive de la economía informal más que vulnerable o en riesgo de exclusión está excluido de las ayudas y derechos humanos”.

En ese mismo sentido, se pronunció la directora del Secretariado Diocesano de Migraciones, Loli López, “la realidad de los inmigrantes –en Canarias hay unos 300.000, la mayoría mujeres latinas– es preocupante y se ha agravado con la pandemia”. “Además de ayudar, acoger, denunciar situaciones injustas, falta de derechos y exigir su tránsito libre, es hora de que los dejemos hablar, que compartan sus culturas, porque podemos y debemos conocer sus historias, porque tienen mucho que enseñarnos”.

Instituciones y organizaciones de la sociedad civil han alzado su voz contra la intención del Gobierno de España y la Unión Europea de convertir las islas en cárceles

Una respuesta movilizadora e integral. Eso es lo que demandan a las instituciones y a la sociedad, varias ONG eclesiales y sociales. Red Interinsular por los Derechos de los Migrantes, Somos Red, Plataforma EntreMares, Asamblea Popular de Fuerteventura, Cruz Roja, CEAR, Cáritas, varias parroquias, Secretariado Diocesano de Migraciones han sido las principales organizaciones que han colaborado y alzado su voz contra el abandono institucional, fundamentalmente, del Gobierno de España y contra la Unión Europea, por convertir las islas en cárceles para las personas que llegan a las islas canarias con intención de saltar al continente europeo en búsqueda de salidas dignas a sus vidas.

La plataforma ciudadana Somos Red, creada hace dos meses, vela por dar alternativas a los migrantes que se han quedado en la calle después de los desalojos de los hoteles en los que fueron acogidos temporalmente, sin ningún tipo de cobertura ni apoyo institucional. Es una plataforma solidaria con personas en movimiento. Este colectivo y otras ONG realizan concentraciones denunciando que “Canarias no es una jaula” y apostando “por los derechos de las personas en movimiento”. “Cuando las instituciones se ponen de perfil, las personas nos ponemos de frente”, afirma Somos Red. Este grupo denuncia “la situación dramática tras la improvisación y descoordinación de las administraciones”; exigen “desbloquear la actual situación y el libre derecho de circulación de las personas migrantes por el territorio Schengen, tal y como está legislado”; y, además, presta atención para mejorar la situación de calle de las personas en tránsito.

Esta exigencia es compartida por las confederaciones empresariales y los sindicatos, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), que ha llamado al Gobierno a realizar cambios en su “desacertada” política migratoria de no traslados a la Península y exigir más solidaridad al resto de los países de la Unión Europea, con el objetivo de evitar un “estallido social irreversible” en Canarias.

“Mantenemos contactos con colectivos y organizaciones sociales con la finalidad de promover sinergias que coadyuven a la convivencia y la integración” –Fefi Valerón

La comunidad cristiana también está poniendo de su parte. Ahí está el trabajo asistencial y solidario de muchas parroquias de las diócesis canarias, así como los pronunciamientos de los obispos isleños, José Mazuelos y Bernardo Álvarez. Creyentes de la comunidad parroquial de Arguineguín, de Gran Canaria, iniciaron desde el pasado mes de agosto una tarea de cercanía y ayuda a las personas migrantes llegadas al muelle, que llegó a acoger más de 2000 personas en un momento a vivir condiciones infrahumanas. Este grupo cristiano se puso en acción para acompañarles, promover el cambio de mentalidad social, exigir una transformación de las estructuras afectadas y ofrecer vías alternativas.

Este colectivo parroquial ofrece información, ayuda humanitaria, clases de español, asesoramiento jurídico en colaboración del Secretariado Diocesano de Migraciones, sensibilización de la población. La relación con la Cruz Roja, abogados e instituciones les ha ayudado a conocer más de cerca el alcance de la inhumanidad de las políticas migratorias vigentes en la Unión Europea y el calvario y la indefensión a la que se enfrentan las personas migrantes, según expresa Fefi Valerón, militante de la HOAC e integrante también del Secretariado de Migraciones.

“Aquí la vulneración de derechos es una constante. Por eso, mantenemos contactos con colectivos y organizaciones sociales del municipio con la finalidad de promover sinergias que coadyuven a la convivencia y la integración”, añade Fefi Valerón. Fruto de esa colaboración con dueños de hoteles que han acogido a migrantes se están haciendo gestiones para crear la Fundación Canaria Mamá África, que próximamente será presentada a la sociedad canaria. Y esperan que las instituciones canarias con las que están constando les apoyen.