1 de Mayo: justicia, dignidad y fraternidad

1 de Mayo: justicia, dignidad y fraternidad
Dos hechos, uno de Bangladesh y otro de Kenia, nos hablan con elocuencia del sufrimiento de los trabajadores y trabajadoras, pero también de la importancia decisiva de la lucha por la justicia y la dignidad, así como del inmenso valor de la solidaridad y la fraternidad para el mundo del trabajo. El 1º de Mayo ha sido y es un símbolo de esa lucha.

En colaboración con organizaciones de Bangladesh, un sindicato canadiense realiza una intensa campaña de denuncia y presión a las marcas y tiendas de Canadá que se abastecen con ropa fabricada en el país asiático para que garanticen condiciones dignas a los trabajadores, la mayoría mujeres, que fabrican esa ropa «atrapados en la pobreza». Así lo viven estas trabajadoras: «Trabaja y trabaja, seis días a la semana, en turnos de 12 a 15 horas. Treinta años y todavía me preocupo constantemente por cuándo cobraré, si tendré suficiente durante este mes». «Cuando veo las caras de los niños cuando les sirvo la comida, se me encoge el corazón. Estoy trabajando tan duro como puedo pero, ¿qué sentido tiene si ni siquiera puedo alimentarlos adecuadamente?». «Todos los días nos enfrentamos a la desesperación, a la angustia y el coraje de los trabajadores atrapados en la pobreza».

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí