El camino es según la compañía

El camino es según la compañía
Así reza un proverbio que resume la experiencia que todos tenemos del valor que ha supuesto en nuestra vida la presencia de personas que nos han acompañado y que, gracias a su cercanía, hemos podido emprender proyectos que sin ellos a nuestro lado habríamos abandonado.

La liturgia de estos domingos del mes de mayo, se corresponde con el final del tiempo de Pascua. San Lucas prolonga la Pascua durante 50 días, para mostrar cómo, durante este tiempo, Jesús va confirmando la fe vacilante de sus discípulos para irlos acostumbrando a su nuevo modo de presencia y disponerlos para la misión. Os conviene que yo me vaya, les había dicho antes de su muerte para que se hicieran cargo del proyecto del Reino de Dios cuya cercanía él había anunciado. Y, en el último momento, antes de subir al cielo y sentarse a la derecha de Dios, les pide: id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación; una tarea desmedida para aquel pequeño grupo de hombres y mujeres atemorizados que aún esperaban la restauración del reino de Israel.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí

También puedes leer —  Hoy, como ayer, una mística de ojos abiertos encarnada en los pobres
Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?