Trabajadores cristianos de Andalucía y de Canarias convocan el acto “Trabajo, compasión y ternura” para concluir su campaña

Trabajadores cristianos de Andalucía y de Canarias convocan el acto “Trabajo, compasión y ternura” para concluir su campaña
Concluye la campaña “Trabajo digno para una sociedad decente” que ha implicado a los militantes de este movimiento de trabajadoras y trabajadores cristianos en acompañar a personas trabajadoras empobrecidas, defender el trabajo digno, alentar la esperanza en esta sufriente realidad y reafirmar el compromiso de las trabajadoras y los trabajadoras cristianos en las periferias del mundo del trabajo.

La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de Andalucía y de Canarias convocan un encuentro de final de campaña, el viernes 11 de junio a las 19 h en Zoom, que tiene como objetivo reflejar la realidad de las personas trabajadoras empobrecidas; la tarea de la Iglesia comprometida en acompañar esa vida sufriente para generar esperanza y exigir trabajo digno para todos. La campaña también ha facilitado colaborar junto a otras entidades para promover un necesario cambio de mentalidad para generar una cultura más inclusiva, solidaria y sostenible; impulsar cambios en las instituciones para que atienda prioritariamente estas realidades de precariedad; y aproximarse experiencias alternativas que permitan construir una sociedad más justa.

Una economía que descarta y mata

En estos tiempos en los que la situación de las personas y las familias se ha agravado enormemente, y sobre todo tras la aparición de la pandemia, los trabajadores cristianos quieren contribuir a hacer frente al empobrecimiento y la deshumanización que sufren tantas personas y familias trabajadoras, y así ayudar a hacer posible una vida digna para todas ellas.

El elevado desempleo, la extrema precarización y el deterioro de las condiciones de trabajo, la falta de reconocimiento y valoración social de los trabajos que no son empleos…, son el resultado de la degradación del trabajo que supone haberlo reducido a un mero apéndice de una economía que solo busca la mayor rentabilidad y que descarta todo lo demás, incluidas las personas. Junto al papa Francisco, “tenemos que decir ‘no a una economía de la exclusión y la inequidad’. Esa economía mata” (Cfr. Evangelii gaudium, 53-60).

La política debe priorizar el trabajo decente

El trabajo es una dimensión de la naturaleza humana y debe orientarse a relaciones de cooperación y comunión entre las personas; realizarse en condiciones justas y dignas, con la debida estabilidad y seguridad. Para ello hay que combatir el desempleo y la precarización y procurar el reconocimiento real del valor social de los trabajos que no son empleos.

En este sentido, Francisco señala en su encíclica Fratelli tutti que la política debe priorizar el trabajo decente, es “el gran tema”, pues permite asegurar “una vida digna” y promover el bien del pueblo. “Por más que cambien los mecanismos de producción, la política no puede renunciar al objetivo de lograr que la organización de una sociedad asegure a cada persona alguna manera de aportar sus capacidades y su esfuerzo. Porque ‘no existe peor pobreza que aquella que priva del trabajo y de la dignidad del trabajo’. En una sociedad realmente desarrollada el trabajo es una dimensión irrenunciable de la vida social, ya que no sólo es un modo de ganarse el pan, sino también un cauce para el crecimiento personal, para establecer relaciones sanas, para expresarse a sí mismo, para compartir dones, para sentirse corresponsable en el perfeccionamiento del mundo, y en definitiva para vivir como pueblo” (FT 162).

Trabajo, compasión y ternura. La verdadera revolución

En el acto “Trabajo, compasión y ternura. La verdadera revolución” con el que concluirán estos cuatro años de campaña, estarán presentes además de militantes cristianos obreros, familias y personas trabajadoras que sufren las consecuencias de la falta del trabajo digno. Está prevista la asistencia de organizaciones sociales y eclesiales que trabajan para hacer posible una sociedad más fraterna.

En la convocatoria, que se realizará en Zoom, se profundizará en el sentido, espiritualidad y profundidad de la campaña de la HOAC. Además se compartirán, a través de diversas entrevistas, las  experiencias de personas vinculadas a este proceso. Finalmente, en el acto se realizará la proyección del vídeo “Trabajo, compasión y Ternura. La verdadera revolución” que sintetiza la vivencia de la campaña “Trabajo digno para una sociedad decente”.