Las plataformas digitales deben asumir sus responsabilidades

Las plataformas digitales deben asumir sus responsabilidades
Foto | Alexandre C. Fukugava en Pixabay
La aprobación del pasado mayo de la conocida como ley rider ha venido acompañada de un debate sobre las condiciones de los trabajadores y trabajadoras de reparto de plataforma digital y de su reconocimiento o no como trabajadores asalariados.

Se trata de un sector cuya situación nos preocupa en CCOO y ante la cual estamos trabajando para denunciar y visibilizar unas condiciones que nos parecen inadmisibles. Entre las acciones llevadas a cabo, me gustaría destacar la realización, por parte de CCOO de Cataluña, del estudio «Repartidores y repartidoras de plataforma digital», con el objetivo de conocer la situación laboral de las personas que trabajan como repartidoras de plataformas digitales como Glovo, Deliveroo y Uber Eats, utilizando moto o bicicleta, así como sus necesidades, demandas y perspectivas de futuro.

Este estudio se enmarca en una serie de acciones dirigidas desde el sindicato a los trabajadores y trabajadoras de reparto de plataformas digitales, entre las que han tenido un especial éxito los talleres sobre derechos laborales, normativa y seguridad vial, salud laboral, extranjería y reparación y mantenimiento de bicicletas que realizamos en Barcelona desde septiembre del 2020 y ahora ampliamos a Hospitalet de Llobregat.

Han sido 67 repartidores y repartidoras las que han realizado la formación. Precisamente, de la interacción y confianza surgidas durante estos cursos entre el sindicato y los trabajadores nació la idea de realizar el estudio, a partir de entrevistas en profundidad realizadas a trabajadores y trabajadoras de plataformas digitales.

El trabajo de reparto a través de plataformas digitales es un sector desregulado en el que prolifera la figura del falso autónomo y en el que las situaciones de explotación y de falta de derechos laborales son una constante. De las entrevistas realizadas, se constata a todas luces que el trabajo de reparto para plataformas digitales supone una alta dedicación en tiempo para un resultado económico escaso, especialmente para aquellas personas que trabajan con la cuenta alquilada a otra persona y que lo hacen en bicicleta.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí