Lanzan una central de reservas hoteleras con sello de trabajo digno

Lanzan una central de reservas hoteleras con sello de trabajo digno
Las camareras de piso, las kellys (las que limpian), no se resignan y quieren crear una central de reserva de alojamientos con sello de trabajo digno y calidad. Han puesto en marcha una campaña de micromecenazgo para desarrollar una aplicación propia.

A través de una herramienta digital, se podrá reservar alojamiento en los establecimientos hoteleros con presencia sindical, donde se cumple el Convenio Colectivo, sin externalización ni subcontratación de los servicios propios de la actividad hotelera, pero, también, las leyes de prevención de riesgos laborales, hay igualdad salarial, la contratación de personas de colectivos vulnerables y el fomento de la contratación indefinida para las labores estructurales.

La central de reservas con garantía de trabajo con derechos pretende “ser una herramienta de transformación social que va más allá de la contratación de alojamiento en los Hoteles”, se lee en la justificación del proyecto.

“Queremos limpiar el mundo e inaugurar la nueva era del turismo basado en el respeto, la belleza y el bienestar, que anteponga los intereses humanos a los mercantiles en todo el planeta” y además “demostrar que anteponer los intereses humanos a los mercantiles es rentable”, añaden las impulsoras de la iniciativa.

Aunque las trabajadoras de los hoteles han logrado notoriedad con sus movilizaciones y hasta alguna que otra victoria en los procesos judiciales, apuestan también por construir alternativas que demuestren que el respeto a la dignidad del trabajo y el negocio turístico no tienen por qué estar reñidos.

No es menos cierto que este colectivo se enfrenta a grandes dificultades para hacer valer sus derechos, como el miedo a organizarse, el desgaste de los procedimientos judiciales y la lentitud de los legisladores para poner coto a los abusos.

Limpiar la explotación

La herramienta digital, de conseguir la financiación necesaria, estará operativa en 2022 y será accesible desde cualquier punto del planeta, si bien, parte del sindicato de Las Kellys de Cataluña. De los 60.000 euros que han fijado como la cantidad mínima para desarrollar el proyecto, ya llevan recaudados unos 20.000, a falta de 22 días para cerrar la primera ronda de financiación.

“Estamos abiertas a establecer alianzas con vecinos, artistas, asociaciones o colectivos independientes, no vinculados a la política, así como con pequeños negocios que compartan nuestra filosofía de vida, y que busquen cambiar el mundo, empezando por Barcelona”, señalan.

Los clientes tienen mucho que decir para cambiar el modelo actual de negocio. “Con esta central de Reservas que os presentamos tendríamos la sartén por el mango para imponer condiciones de trabajo dignas en los Hoteles”, argumentan las kellys, que piensan que si se consolida, el resto del sector tendría que empezar a cambiar. “El mundo limpio con el que soñamos está al alcance de todos. Este es el primer paso para conseguirlo”, avisan