El Comercio Justo pide mayor justicia social a la Cumbre del Clima

El Comercio Justo pide mayor justicia social a la Cumbre del Clima
La Coordinadora Estatal de Comercio Justo ante la  Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP-26 en Glasgow pide que incluir el apoyo para los pequeños agricultores y el respeto a las condiciones dignas de trabajo dentro de las estrategias hacia una economía descarbonizada.

Las principales organizaciones de Comercio Justo a nivel internacional han emitido un manifiesto en el que, entre otras medidas, exigen apoyo a las pequeñas organizaciones agrícolas y mayor transparencia a las grandes empresas sobre el cumplimiento de sus compromisos con el clima y sus responsabilidades en materia laboral.

Demandan, además, a las grandes empresas mayor transparencia sobre el cumplimiento de los derechos laborares y sobre su huella de carbono completa de principio a fin de la cadena de producción. En este sentido, reconocen la importancia de avanzar en las legislaciones llamadas de “debida diligencia” como ls que están en curso en la Unión Europea y en diferentes países, que permitan penalizar a las empresas que no cumplan con las regulaciones climáticas y los derechos laborales fundamentales.

“El cambio climático no es justo, impacta en mayor medida en las poblaciones rurales que viven de la agricultura y que ya de por sí viven en una situación de vulnerabilidad y pobreza”, advierten y alertan de que “es necesario romper el círculo vicioso de pobreza y degradación ambiental para avanzar en los objetivos climáticos”.

Bajo el título Placing fairness at the heart of climate ambitions (Poner la igualdad en el centro de las ambiciones climáticas) el manifiesto destaca que las pequeñas organizaciones agrícolas, que producen el 70% de la alimentación mundial, deben ser parte de la solución al cambio climático. Por eso reclaman, “garantizar unos precios y salarios dignos y unas condiciones comerciales justas para quienes se dedican a la agricultura”.

Menos del 2% de la financiación climática llega a las pequeñas organizaciones agrícolas

Según el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y la Iniciativa de Política Climática de la ONU, menos del 2% de la financiación climática llega a las pequeñas organizaciones agrícolas. Los países ricos deben cumplir, por tanto, su promesa de aportar 100.000 millones de dólares de ayuda para luchar contra el cambio climático.

También reclaman que las pequeñas organizaciones agrícolas puedan acceder al Fondo Verde para el Clima, de modo que puedan desarrollar sistemas productivos con menor impacto ambiental. Lo cual  para supone cambiar los actuales criterios de adjudicación de los mecanismos financieros. “Es una cuestión de justicia climática”, apunta el manifiesto que recuerda que las poblaciones rurales son quienes menos han contribuido al cambio climático pero quienes más lo sufren.”

Además, la Coordinadora Estatal de Comercio Justo apoya las movilizaciones convocadas por Fridays for Future para el viernes 24 de septiembre en diversas localidades y respalda el Juicio por el Clima ante el Gobierno de España, presentado por Juventud por el Clima, Greenpeace, ecologistas en Acción, Coordinadora de ONG para el Desarrollo y Oxfam Intermón.