La formación «trans» line

La formación «trans» line
La pandemia trajo consigo un confinamiento, así como la imposibilidad de los actos grupales y de las actividades consideradas como presenciales. Como consecuencia de todo ello se produjo un auténtico desarrollo y crecimiento de las dinámicas, los trabajos, las interacciones e incluso de la formación online.

En el ámbito específico de la formación, a veces se quiere oponer e incluso enfrentar lo online con lo «presencial». Cada una de dichas posibilidades tiene sus valores, sus ventajas e inconvenientes, sus limitaciones y sus potencialidades, su cara y su cruz o sus luces y sombras.

La formación online permite que una formación pueda llegar a cualquier lugar y en cualquier momento. La universalización, la globalización y democratización del conocimiento es, sin duda, uno de los grandes retos recientes de la especie humana.

Lo online no deja de referirse al modo, medio o canal de comunicación. Creo y siento que lo esencial de la formación no está en los medios, en el cómo sino en los quienes, en los porqués y para qué y, muy especialmente, en el «desde dónde» se plantea dicha formación.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí