Raquel de la Riva: «No hay nada mejor que pelear por los demás»

Raquel de la Riva: «No hay nada mejor que pelear por los demás»
Raquel tiene 62 años, trabaja en el Ayuntamiento de Zaragoza y ha pasado 16 días en huelga de hambre contra el abuso de la temporalidad a la que son sometidos trabajadores y trabajadoras públicos en esa Administración local y en todo el país.

No es la única. Ella tomó el relevo de Mª Jesús, Koro e Irune, que reclamaban el derecho a un puesto de trabajo para casi 900.000 personas en España.

Probablemente no hayas oído hablar de ellas en los medios de comunicación generalistas porque, qué son cuatro mujeres en la inmensidad de un país. Pero Koro, Irune, Mª Jesús y Raquel se han pasado 69, 62, 46 y 16 días, respectivamente, en huelga de hambre, para lograr que casi un millón de personas pueda acceder a un puesto de trabajo fijo.

Ninguna de esas personas trabaja para una empresa privada, obligada por ley a hacer fijo a su personal cuando supera dos años de contratos temporales, sino por alguna Administración pública, local, autonómica o estatal. Son maestras, médicas o sanitarias, personal de universidades, trabajadoras sociales y hasta cantantes en coros autonómicos, como el de la Generalitat Valenciana.

Y no lo han hecho por ellas mismas. De hecho, Mª Jesús es funcionaria de carrera, y por tanto, tiene su plaza asegurada. Su huelga de hambre fue en solidaridad con sus compañeros y compañeras.

También, Raquel, que es personal laboral indefinido no fijo del Ayuntamiento de Zaragoza, logró, en los tribunales, algo más de seguridad para sí misma. «No soy de las que está peor: tengo 62 años y dos hijos independientes, así que, si me despidieran ahora, con algo de indemnización y mi pequeña pensión de viudedad, podría llegar a la jubilación más o menos dignamente. Pero tengo muchos compañeros y especialmente compañeras, algo más jóvenes, con hijos a su cargo, que se quedarían sin recursos si perdieran un puesto en el que llevan 10, 15, 20 o más años aún». Solo el Ayuntamiento de Zaragoza tiene un 25% de su personal en esta situación, más de 1.000 trabajadores y trabajadoras.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí