Registrada en el Congreso la ley de vivienda de los movimientos sociales

Registrada en el Congreso la ley de vivienda de los movimientos sociales
Foto | @AlixDeRojas, vía Twitter.
Nueve grupos parlamentarios han presentado la ley de vivienda elaborada por organizaciones sociales, sindicales y eclesiales  –como la Juventud Obrera Cristiana (JOC)–, para garantizar el derecho de toda persona “a una vivienda digna, adecuada y asequible”.

“Ha sido un día histórico, hemos empezado a poner los cimientos para que se respete el derecho a la vivienda y se dé respuesta a la emergencia habitacional en nuestro país”, ha comentado Lucía Delgado, integrante de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), en declaraciones a este medio.

Delgado ha valorado además el hecho de que “el movimiento por el derecho a la vivienda haya estado bien arropado por las entidades sociales, además de por los partidos políticos que han apoyado la ley”, lo que a su juicio demuestra el “clamor popular” a favor de una verdadera política pública de vivienda.

Ante el retraso del Gobierno de coalición en regular el sector inmobiliario, la sociedad civil organizada ha optado por moverse. Entre los impulsores de esta ley figuran colectivos en defensa del derecho a techo, pero también organizaciones sindicales, de consumidores y hasta eclesiales.

Basta de mercadear con un derecho fundamental

“La realidad de la vivienda en este país, más si hablamos de la juventud, es insostenible. No podemos permitir que se siga jugando con un derecho básico como es la vivienda, a costa de enriquecer a grandes tenedores, fondos buitre y bancos”, ha comentado Alejandro Gea Vida, secretario general de JOC España.

En su opinión, “es necesario que las instituciones aseguren este derecho para todas las personas regulando los alquileres, evitando los desahucios, asegurando alquileres sociales, aumentando el parque público de vivienda, sancionando a los grandes tenedores y especuladores y fomentando proyectos que posibiliten una vida digna para las personas más vulnerables”.

La proposición de ley avalada por las entidades sociales implica cambios en la ley de arrendamientos, en la regulación hipotecaria y judicial y en los procesos concursales y reformas fiscales para gravar la especulación, pero también inversiones que deben recogerse en los presupuestos generales del Estado.

Los grupos parlamentarios de Unidas Podemos, Más País, Bildu, ERC, Junts Per Catalunya, CUP, Compromís, BNG y Coalición Canaria han registrado la propuesta en el Congreso para su debate y tramitación. La Mesa del Congreso de los Diputados tiene ahora que valorar la proposición de ley para su tramitación en el pleno. El Gobierno tiene 30 días para decidir si veta o no este texto, por lo que tendrá que tomar partido públicamente.

El PSOE deberá decidir

“Esperamos que  con esta propuesta, el PSOE escuche el clamor de la ciudanía organizada”, ha comentado Delgado, quien explica que la PAH no ha sido atendida, de momento, ni por la actual ministra, ni el antiguo titular de Fomento, Raquel Sánchez y José Luis Ábalos, respectivamente.

También Gea considera que ahora hay sobre la mesa “una herramienta de presión con propuestas concretas sobre lo que la ciudadanía necesita a la hora de hacer una ley que verdaderamente garantice el derecho a la vivienda”.

La iniciativa cuenta con múltiples apoyos, también desde el ámbito cristiano, lo que para la portavoz de la PAH es positivo. “Siempre ha sido un movimiento transversal, en el que participan personas de diferentes edades, clase social y religiones, lo que para nosotras es muy importante y una muestra más del amplio consenso social existente en torno a nuestra reivindicaciones”, ha afirmado Delgado.

El movimiento por el derecho a la vivienda va a mantener la movilización y a seguir de cerca la tramitación de la ley. “Es importante que la gente comprenda lo que nos estamos jugando”, ha declarado Delgado. “Vamos a llevar a cabo diversas acciones en la calle y organizar actividades por todo el territorio para terminar de una vez con la violación de un derecho humano fundamental como es la vivienda”, ha concluido.