¡Hace falta! Sin vivienda digna no hay vida digna

¡Hace falta! Sin vivienda digna no hay vida digna
Llevamos meses escuchando que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, entonces con José Luis Ábalos a la cabeza, estaba preparando una ley de vivienda.

La norma iba a servir para solucionar muchos de los problemas urgentes que tiene la vivienda a raíz de la especulación inmobiliaria, las subidas del precio del alquiler, las cláusulas abusivas de los bancos…

Pasaron varios meses de espera en los que la ciudadanía y muchas entidades, sobre todo las relacionadas con el tema de la vivienda, como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Movimiento Nadie Sin Hogar o el Sindicato de Inquilinas, no sabían qué aspectos iba a cubrir la ley, ni cuándo estaría lista.

Cuando desde el ministerio empezaron a hacer declaraciones sobre la ley, se podía entrever que las necesidades de muchas personas iban a quedarse fuera y que la balanza se iba a inclinar en favor de especuladores, grandes tenedores de viviendas y fondos buitre.

Ante esto, los movimientos sociales no podríamos quedarnos mirando y decidimos empezar a coordinarnos para hacer presión y establecer unos mínimos que consideramos esenciales para que la ley verdaderamente garantice que la vivienda sea un derecho para todas. Con lo que establecimos la «Iniciativa por una Ley que Garantice el Derecho a la Vivienda», #IniciativaLeyVivienda.

Contenido exclusivo para personas o entidades suscritas. Para seguir leyendo introduce tus datos o suscríbete aquí. Si no los recuerdas, haz clic aquí

 

También puedes leer —  El evangelio eres tú
Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?