La EPA apunta a una recuperación del empleo, una constante temporalidad y una permanente brecha entre hombres y mujeres

La EPA apunta a una recuperación del empleo, una constante temporalidad y una permanente brecha entre hombres y mujeres
Las datos de recuperación del empleo que muestra la Encuesta de Población Activa (EPA, 3 trimestre 2021) aún siendo mejores, en relación al trimestre anterior, indican también las debilidades del modelo laboral del país, que apuntan un alto desempleo estructural y de larga duración, una baja calidad del empleo –con elevadas tasas de temporalidad–, las permanentes brechas entre hombres y mujeres, junto con el aumento del trabajo en sábado y domingo.

Panel de datos actualizados del mundo obrero y del trabajo.

  • Desempleo. 3.416.700 trabajadores y trabajadoras quieren trabajar y no pueden. Hombres, 1.607.500. Mujeres, 1.809.200. Baja el desempleo en 127.100 personas, respecto al 2T2021.
  • Tasa de paro. Baja al 14,57%. Sube en mayores de 55 años y disminuye en el resto de tramos de edad.
  • Tasa de temporalidad. Sube al 26,02%, frente al 25,06% del 2T2021.
  • Desempleo de larga duración. Se reduce en 171.200 entre los que perdieron su empleo hace más de un año y en 28.500 entre quienes buscan su primer empleo.
  • Brecha entre hombres y mujeres. El empleo aumenta este trimestre en 185.400 mujeres y en 173.900 hombres. Entre las mujeres el desempleo disminuye en 95.100, situándose en 1.809.200. Entre los hombres en paro se reduce en 32.000, situándose en 1.607.500. La tasa de paro femenina es el 16,36% y la masculina, el 12,97%, 3,39 puntos más. La tasa de actividad es del 59,14%. La de los hombres, el 64,31% y la de mujeres, 54,25%. Una brecha de 10 puntos.
  • Asalariados y asalariadas. Aumenta este trimestre en 409.100. Los que tienen contrato indefinido se incrementan en 145.000 y los que tienen contrato temporal en 264.200.
  • Ocupados. Aumenta en 359.300 y se sitúa en 20.031.000 de personas trabajadoras.
  • Trabajo en el domicilio. Se reduce. El 8% de los ocupados –1.596.500– trabajaron desde su propio domicilio más de la mitad de los días, frente al 9,4% del segundo trimestre de 2021, al 16,2% del segundo trimestre de 2020.
  • Trabajo en fin de semana. Los ocupados que trabajaron algún sábado en el último mes aumenta hasta el 34,6%; y el porcentaje de los que trabajaron algún domingo aumenta al 20,4%. Una tendencia al alza trimestre tras trimestre
  • Trabajo de tarde y noche. Por la tarde, aumenta al 17,2%, frente al 16,5%, del segundo trimestre o el 15,1% del primer trimestre. Por la noche, aumenta al 4,8%, frente al 4,2% del 2T y al 3,9% del 1T.

Transformar el modelo de relaciones laborales

Las organizaciones de trabajadores y trabajadoras comparte la importancia de la generación de empleo, debido también al proceso de vacunación, a la recuperación de la actividad económica y a la temporada de verano, aunque inciden en la necesidad de atajar los desequilibrios y debilidades que refleja la Encuesta de Población Activa de este III trimestre, con un elevado desempleo estructural, en una alta temporalidad, el aumento del trabajo en fines de semana, y la constante brecha entre hombres y mujeres.

También puedes leer —  Retos del presente y futuro del mundo del trabajo

“Hay un fuerte crecimiento del empleo, alcanzando los 20 millones de personas asalariadas, lo que no se producía desde el año 2008”, con una incorporación importante de jóvenes y de recuperación del empleo de las mujeres, ha destacado Mari Cruz Vicente, secretaria de Acción Sindical de CCOO. No obstante, las dos preocupaciones manifestadas por la dirigente sindical son el desempleo que “sigue siendo muy alto, un 14,6%” y “la temporalidad, que no cesa”. En este sentido, ha realizado un llamamiento para que, en la mesa del dialogo social, se aborde esta lacra con “una reforma a fondo de las medidas de contratación que acaben con la hiperflexibilidad que existe y con la descausalización a la hora de contratar en nuestro país”.

UGT pone el foco también en la temporalidad y en la parcialidad y ha pedido al Gobierno “que derogue definitivamente la reforma laboral para atajar el problema de la precariedad laboral”. Para el sindicato, es fundamental abordar el actual modelo de relaciones laborales, “injusto e ineficiente que urge transformar”, para impulsar el trabajo decente y pide “una reforma de las actuales políticas activas de empleo ya que las actuales funcionan de forma deficiente, ofreciendo pocas oportunidades y garantías al colectivo de desempleados”, ha indicado Cristina Vázquez, secretaria de Política Institucional y Políticas Territoriales.

Por su parte, USO señala “una mejora de los datos brutos de empleo” que viene acompañado de un descenso de horas trabajadas y un empleo “cada vez más precarizado”. “El dato no puede ser más esclarecedor. Entre más trabajadores se reparten menos horas de trabajo. Han trabajado menos días y menos horas al día: suben la temporalidad y las jornadas a tiempo parcial”, unido a una recuperación más lenta para mujeres y mayores de 55 años, apunta su secretario general, Joaquín Pérez.

 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda? ¿Algo que aportar?